Sacaleches

Sacaleches

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Sacaleches:la guía Westwing

Puede que sea la hora de reincorporarnos al trabajo pero no queramos dejar de dar el pecho, que la lactancia nos esté causando algunos problemas de grietas o que a nuestro bebé le cueste amamantarse. El sacaleches es un accesorio perfecto para resolver estas situaciones, ya que nos permite extraer y almacenar la leche materna para poder usarla en otra ocasión.

En Westwing sabemos lo importante que es este período para crear vínculos entre madre e hijo y que la lactancia es uno de los momentos más especiales. Además de sacaleches, en nuestra tienda online podrás encontrar ideas de decoración para la habitación de tu bebé y todos los productos que necesitas para que su primera etapa sea perfecta: muebles, cunas, parques...

SACALECHES: PARA CONTINUAR LA LACTANCIA

Un sacaleches es un instrumento que succiona y extrae la leche materna. El sacaleches funciona como una bomba conectada a una ventosa y el objetivo es almacenar la leche y poder dársela a nuestro bebé en otro momento. Los motivos para ello son muy diversos: reincorporación a la vida laboral, tener que recuperarnos de heridas en los pezones, que el bebé sea prematuro o esté enfermo, que produzcamos mucha leche y nos cause molestias o que sepamos que vamos a tener que tomar durante unos días un tratamiento que es incompatible con la lactancia. En estos casos, el uso del sacaleches nos permite tener reservas de leche en la nevera para cualquier ocasión.

Según el modo de funcionamiento, existen dos tipos de sacaleches:

  • Sacaleches manual: es el más indicado para madres que solo van a extraerse leche de forma esporádica. Tienen la ventaja de permitirnos controlar la velocidad y la intensidad de la succión, además de ser silenciosos; sin embargo, son más lentos.
  • Sacaleches eléctrico: es el más recomendado si necesitamos extraer mucha leche en poco tiempo, aunque su precio es más elevado. Podemos encontrar modelos dobles, que succionan leche de ambos pechos a la vez.

CONSEJOS PARA USAR EL SACALECHES

El sacaleches puede resultar difícil de utilizar, sobre todo las primeras veces. Como con todo, la práctica hace la perfección: cuantas más veces usemos el sacaleches, más fácil y rápido será hacerlo. A continuación, te ofrecemos unos sencillos consejos para que la extracción de leche sea coser y cantar:

  • Estar relajada ayuda: es preferible usar el sacaleches cuando sepamos que tenemos tiempo y no nos van a interrumpir, ya sea al volver del trabajo, justo antes de acostarnos o mientras nuestro bebé está dormido. Hacer del sacaleches una rutina también ayuda: hacerlo siempre a la misma hora, en el mismo sitio, etc.
  • Entra en calor: el calor dilata los conductos mamarios, lo cual hace que la leche salga más fácilmente. Podemos aplicar calor directamente sobre el pecho o utilizar el sacaleches al salir de la ducha, por ejemplo.
  • Hazlo a menudo: cuanta más leche se saca, más se produce. Si necesitamos almacenar una gran cantidad de leche, conviene usar el sacaleches cada tres o cuatro horas.
  • Hidrátate y evita el tabaco: el agua, la leche y los zumos nos mantienen hidratados y ayudan a producir más leche. El tabaco puede reducir la producción de leche y cambia su sabor, por lo que no debe usarse el sacaleches hasta pasadas dos horas si se ha fumado.
  • Masajéate: los masajes en los pechos, tanto antes de empezar como mientras que usamos el sacaleches, ayudan a que la leche salga más rápido.

Como puedes ver, el sacaleches es un accesorio muy útil durante la lactancia y que hará que esta etapa tan bonita sea más fácil.

Próximas campañas