Salvamanteles originales

Salvamanteles originales

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Salvamanteles originales:la guía Westwing

Para poner una mesa bonita y especial es imprescindible contar con una vajilla de calidad, una cristalería que llame la atención y una mantelería con encanto. Pero aún hay más: existen algunas piezas a las que no les solemos dar importancia y que también tienen su protagonismo. Por ejemplo, con unos salvamanteles originales protegerás tu mesa y añadirás un toque exclusivo a la decoración.

La verdad es que hay muchísimas cosas que se pueden reciclar para hacer salvamanteles originales. Cualquier elemento plano y resistente es susceptible de convertirse en un elemento protector y decorativo… A continuación, en Westwing te explicamos todo lo que se nos ha ocurrido para crear las piezas más especiales. ¡Sigue leyendo y no te pierdas ni un detalle!

CÓMO HACER SALVAMANTELES ORIGINALES

Los salvamanteles DIY ofrecen muchísimas posibilidades creativas. No solo darán un toque de personalidad a tu mesa y a tu cocina, sino que te proporcionarán fantásticos ratos de diversión mientras los realices. Hay un montón de opciones para elegir:

  • Salvamanteles originales con discos: para hacerlos, recicla viejos discos de vinilos, rayados o pasados de moda. Pégales debajo una pieza de DM para elevarlos sobre la mesa e impedir que la quemen.
  • Salvamanteles originales de CDs: coge un tablero de DM cortado en forma de círculo. Con pistola de encolar y silicona caliente, pega encima CDs reciclados como si fueran las escamas de un pez. ¡De lo más pop!
  • Salvamanteles originales de cuerda: coge un trozo largo de cuerda gruesa y ve enrollándolo en espiral. Cóselo con puntadas firmes usando un hilo resistente del color de la cuerda. Hazlo del tamaño que quieras: cuanta más cuerda uses, más grande será.

SALVAMANTELES ORIGINALES DE GRESITE

Si estas ideas te han gustado, seguro que esta te parece también fantástica. Además de para hacer salvamanteles originales, también la puedes utilizar para confeccionar alfombrillas de baño, manteles individuales… Toma nota:

  • Hazte con un buen número de teselas de gresite de colores. Son esos pequeños azulejos que se utilizaban antaño para revestir las piscinas.
  • Coge un trozo de mantel de hule del tamaño que quieras para tu salvamantel y recórtalo de la forma que más te guste.
  • Ve pegando encima las teselas de gresite, con un adhesivo de montaje fuerte que aguante bien la humedad y el calor. Combina los colores a tu gusto para conseguir salvamanteles originales y luy personales.
  • Recorta el hule de la base, de manera que no se vea por los bordes. Para ello, espera a que el adhesivo se seque bien y da la vuelta al mantel. Utiliza un cúter afilado para cortarlo.

Si estas ideas para hacer salvamanteles originales te han gustado, no dejes de registrarte en Westwing: la cantidad de propuestas para la casa y el jardín que encontrarás en la web te soprenderá. ¡Apúntate ya!