Sillas azules

Sillas azules

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Sillas azules:la guía Westwing

El color azul es el color primario más socorrido en la decoración de interiores. Es un color rico en sensaciones, tonalidades y frescura. Ya sea un azul añil o un azul hielo, todas las tonalidades de azul logran transmitir calma, libertad y paz. ¿Quién no desea este conjunto de características en su casa? Puedes optar por pintar las paredes de azul, o bien, puedes elegir determinados muebles en este color, como una cómoda. En esta ocasión, hemos elegido sillas azules.

En Westwing nos encanta de dar un toque de color a nuestra casa. Decorar con sillas azules es una manera de aportar frescor y vitalidad a un espacio. Además, podemos crear ambientes de estilos muy diferentes: desde estilo industrial a marinero. No será la opción más habitual, pero precisamente eso es lo mejor de las sillas azules. Es un halo de aire fresco en tu casa. ¡Deja que este color en forma de silla te cautive!

EL COLOR AZUL EN LA DECORACIÓN

Es el color más neutral de los tres colores primarios y podemos verlo representado en la naturaleza: en el cierlo, el agua, las flores… Pese a que es un color que puede transmitir tranquilidad, frescor y serenidad a través de accesorios o muebles, como las sillas azules, lo cierto es que cada tonalidad de azul tiene un efecto diferente.

Las gamas más suaves, como el azul cielo, dan una sensación de relax y confort, a la vez que aportan luz y generan una sensación de amplitud en la habitación. Por ello, son una buena opción para espacios reducidos o con poca luz natural, así como para lugares de descanso como el dormitorio. Los azules turquesa los combinaremos con tonalidades de verdes y amarillos. De esta manera, crearemos un ambiente fresco y original.

Por su parte, las gamas más oscuras e intensas, como el indigo, dan fuerza y carácter a un espacio. Son idóneas para salones y estudios y deben combinarse con blancos, grises y beiges para generar un contraste adecuado. Una correcta iluminación, a ser posible natural, tampoco debe faltar.

SILLAS AZULES PARA DIFERENTES ESTILOS

Además de generar sensaciones muy diferentes según la tonalidad que se escoja, el azul puede adaptarse a estilos muy diferentes. ¡Veamos algunos ejemplos de sillas azules en distintos estilso decorativos!

  • Toque veraniego al más puro estilo griego. ¿A quién no le encantan las terrazas y los patios griegos? Es la perfecta combinación de azul y blanco. Pon unas sillas azules en tu espacios exterior junto a una mesa y macetas en azul. Deja el resto de elementos en blanco. ¡La pared también!
  • Estilo marinero. Si quiere sentir la serenidad del mar en el interior de tu casa, dale un look marinero. Combina las sillas azules con paredes de rayas negras y blancas o azules y blancas y adorna tu espacio con conchas marinas y mapas naúticos.
  • Estilo industrial. Hierro, madera, cemento, hormigón y espacios vacíos son algunas de las características que definen al estilo industrial. Sitúa las sillas azules en una habitación con paredes de ladrillos y un sinfín de muebles y accesorios de madera o hierro.

¡Decora tu espacio con sillas azules y dale el estilo que prefieras!

Próximas campañas