Sillas barrocas

Sillas barrocas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Sillas barrocas:la guía Westwing

No todo el mundo está hecho para el estilo de decoración barroco. Sus espacios recargados y la ausencia de líneas sencillas y rectas son particularidades que no encajan con el gusto personal de cada uno. No obstante hay quien se maravilla por el esplendor y la elegancia del barroco y unas piezas que no pueden faltar son las sillas barrocas.

En Westwing nos sumamos a la alegría y el ambiente de festividad que transmite el barroco y es que no nos podemos resistir a las auténticas sillas barrocas, dignas de ser expuestas en cualquier museo de arte. Descubre también otros elementos clásicos de este estilo como las camas de madera con dosel, los espejos de cuerpo o las lámparas de araña.

SILLAS BARROCAS: CLASICISMO EN TODA REGLA

Las sillas barrocas son como su nombre indica una parte esencial de estilo barroco. Este estilo trae de vuelta la elegancia y suntuosidad de los palacios barrocos franceses, como el de Versalles, y dan un aire majestuoso a cualquier estancia. Los siguientes elementos son básicos para el estilo barroco y combinan a la perfección con unas sillas barrocas:

  • Acabados dorados: el oro es el material por excelencia del estilo barroco. Si bien no todos podemos permitirnos una escultura de un ángel de oro, lo más asequible son otros materiales como el metal que tengan un acabado dorado.
  • Espejos por doquier: la vanidad del barroco también se refleja, nunca mejor dicho, en el gran número de espejos que pueblan sus salas. Hazte con espejos de cuerpo o de pared, pero una cosa, ¡olvídate de los marcos simples y discretos!

RU_living4media_11107433_no_restrictions

SILLAS BARROCAS: TIEMPO DE CONTRASTES

Aunque muchos no lo crean, las sillas barrocas no son exclusivas del estilo de María Antonieta, sino que también tienen cabida en estilos de corte más contemporáneo. Uno de los estilos que no puede resistirse a las sillas barrocas es el lujoso estilo glam, que podrías ser también bautizado como el barroco de nuestros días.

El glam también celebra la diversidad y los contrastes y es por ello que la diversidad de estilos tienen aquí buena acogida. Las sillas barrocas son especialmente populares por sus curvas suntuosas y cabezales retorcidos, que se adaptan a la perfección al glam. Así que si hay que ponerse a contrastar, ¿qué mejor que unas sillas barrocas con un asiento o respaldo de leopardo o cebra?

En Westwing nos encantan todos y cada uno de los estilo de decoración, así que, ¿a qué esperas para la inspiración llegue a tu casa?