Sillas de colores

Sillas de colores

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Sillas de colores:la guía Westwing

Según palabras del pintor ruso y máximo exponente del arte abstracto, Kandinsky, <<el color es un medio para influir directamente en el alma.>> Lo cierto es que los colores de nuestro entorno pueden tener una gran influencia en nuestra vida y estado de ánimo, por lo que no debemos tomar su elección a la ligera.

En Westwing estamos convencidos que es necesaria una nota de color en nuestra vida y por eso ofrecemos productos como sillas de colores. Ya sean tonos cálidos, apagados, vibrantes o fríos, todo el mundo podrá escoger su tonalidad favorita y marcar en la casa su propia personalidad.

SILLAS DE COLORES: DALE UN TOQUE DE DISEÑO A LA VIDA

Algunas de las tendencias más modernas del mundo de la decoración están notablemente influenciadas por el movimiento pop art. Por lo general, este estilo aboga por una combinación de los colores con un fondo más apagado. Si tenemos una sala de paredes blancas, podemos colocar algunos muebles como mesas y sillas de colores para resaltar el contraste y obtener un espacio de lo más vital.

Otra característica del pop art y, por consiguiente, de las sillas de colores es el diseño de autor. Estas sillas suelen diferenciarse por una forma única y original y se pueden escoger entre una gran modalidad de colores. Las sillas de colores suelen estar cromadas en un único color y una misma tonalidad, para que así adquieran aún más fuerza y carácter. Unos de los modelos de sillas de colores más reconocidos son las sillas diseñadas por el arquitecto estadounidense Charles Eames, mejor conocidas por sillas Eames. Una silla Eames, aunque se suele presentar en blanco, puede escogerse en una gran variedad de colores.

SILLAS DE COLORES DIY

El DIY ha llegado a todos los rincones del mundo de la decoración y las sillas de colores están incluidas. Es muy fácil fabricar nuestras propias sillas de colores, ya que para ello solamente necesitaremos una silla, pintura y nuestra imaginación. En primer lugar tendremos que hacernos con las sillas. Para ello podemos rescatar antiguas reliquias de casa de nuestros abuelos o de algún mercadillo de segunda mano. Si buscamos sillas para el comedor, tendremos que procurar que todas guarden un estilo similar a no ser que busquemos un ambiente más ecléctico.

Una vez nos hayamos hecho con la silla, es importante lavarla bien y a continuación lijarla para evitar que la pintura quede de manera uniforme. Luego aplicaremos la pintura que hayamos escogido para finalizar dándole una mano de barniz y hacer así a la pintura más resistente. Los amantes del estilo Shabby Chic encontrarán en las pinturas chalk paint toda una revelación.

Descubre en Westwing una gran variedad de sillas de colores en diferentes modelos y diseño y encuentra las que mejor se adapten a tu casa.

Próximas campañas