Sillas moradas

Sillas moradas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Sillas moradas:la guía Westwing

¿Llevas tiempo pensando en renovar tu salón o tu cocina pero no sabes por dónde empezar? Con el tiempo, los espacios de una casa necesitan un cambio para volver a recuperar la frescura y la vitalidad. Hacer pequeñas modificaciones en casa que se adapten mejor a nuestra personalidad nos hace sentir más cómodos con nosotros mismos y más identificados con nuestra casa. En Westwing te proponemos que empieces con cambios pequeños pero llamativos, por ejemplo, unas sillas moradas.

¿Sillas moradas? ¡Sí, has oído bien! El color morado es un color vivo y vibrante que, aunque no lo parezca, se adapta muy fácilmente a diferentes estilos de decoración. ¿Quieres saber cómo? Te mostramos los trucos para que tus sillas moradas sean las protagonistas de tu salón.

EL COLOR DEL CAMBIO

Si la idea de hacer un cambio en la decoración de tu casa lleva tiempo en tu cabeza, el color morado es la elección perfecta como punto de partida. Este color simboliza la transformación de los miedos y la paz, además, es un color que inspira reflexión y sensibilidad, por lo que despierta nuestra faceta más artística. El color morado puede encajar en todas las habitaciones de la casa, según sus diferentes tonalidades. Te detallamos algunos ejemplos:

  • En la cocina: escoge tus muebles en tonos malva, puedes jugar con el asiento de las sillas y hacerte con uno de mimbre o colocar un cojín.
  • En el dormitorio: escoge sillas moradas en tonos oscuros como el berenjena o el índigo, que recuerdan a la noche e inspiran relajación y descanso. Si combinas tus sillas moradas con las cortinas o una alfombra, darán a la habitación un aire elegante y sofisticado.
  • En el jardín: o en el balcón. Coloca un par de sillas moradas y una mesa metálica a juego con algún detalle que le de vida, como una planta o un farolillo. Prepara un buen desayuno y, ¡disfruta del sol!

SILLAS MORADAS DIY

Si no encuentras el estilo que buscas, puedes pintar tus propias sillas moradas del tono que prefieras. Coge las sillas a las que quieras dar ese nuevo aire y prepara todos los productos y materiales necesarios para conseguir un resultado totalmente fresco. ¿Has oído hablar de la técnica half painted? Consiste en pintar toda la silla de un color uniforme y dejar una parte en madera natural u otro color, por ejemplo, las patas. ¡Atrévete con un toque innovador!

¿Qué te han parecido nuestras propuestas? ¿Quieres conocer más ideas para tus sillas moradas? No dejes de inscribirte en el club de compras de Westwing para acceder a todas ellas.