Sillas para el coche

Sillas para el coche

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Sillas para el coche:la guía Westwing

Cuando viajamos en el coche sabemos que lo más importante es la seguridad, por lo que siempre llevamos puesto el cinturón. Sin embargo, por falta de información no siempre elegimos la mejor opción cuando se trata de proteger a los más pequeños de la casa. En el siguiente artículo le presentamos las diferentes sillas para el coche de niños dependiendo de la edad y el peso de cada pequeño, para que viajar con ellos en coche resulte más seguro. En Westwing queremos que nuestros pequeños tengan todo lo que necesitan, desde muebles como camas infantiles hasta sillas de paseo para llevar a nuestros hijos allá donde vayamos. Nuestros hijos son lo más importante, sobre todo cuando son pequeños y requieren toda nuestra atención. Por esta razón, las sillas para el coche no son un accesorio más, sino una necesidad. Descubra en nuestra página web los diferentes modelos que le ofrecemos.

Con las sillas para el coche velamos por la seguridad de sus hijos para que tenga un viaje de lo más cómodo y despreocupado.


Cuando se trata de seguridad infantil, las sillas para el coche son un elemento necesario además de una obligación legal. Lo más importante a tener en cuenta para que este tipo de dispositivos sean realmente seguros y protejan a nuestros hijos de posibles accidentes de tráfico es que las sillas se ajusten a las medidas de nuestros pequeños. De esta manera podemos clasificar las sillas para el coche en diferentes grupos:

Grupo 0 de (de 0 a 10 kg): los bebés y niños que se encuentran entre esta franja de peso deben de ir en capazos. Normalmente, podemos aprovechar los capazos que se suelen enganchar en las sillas de bebé para este propósito. Para que resulte totalmente seguro, debemos colocarlo en los asientos traseros de forma transversal, enganchado en los cinturones de seguridad, ya que el propio dispositivo cuenta con un cinturón para sujetar al bebé.
Grupo 0 + (de 0 a 13 kg): en este caso, los niños deberán ir sujetos en sillas conocidas como portabebés, que pueden ser colocadas tanto en el asiento delantero como en el trasero del coche. Este tipo de producto se sujeta al cinturón de seguridad y cuenta con sus propios arneses para sujetar al niño. Sin embargo, en el caso de colocarlo en el asiento delantero, primero tenemos que desactivar el airbag.
Grupo I (de 9 a 18 kg): esta silla para el coche es bastante parecida al grupo anterior, pero está diseñada para niños más mayores. En este caso también se ajusta con el cinturón de seguridad y el niño queda sujeto mediantes arneses. Se debe adaptar el arnés a medida que el niño vaya creciendo.
Grupo II y III (de 15 a 25 kg): este tipo de sillas cuentan con un respaldo y permiten adaptar el cinturón de seguridad para adultos a la altura de los niños. Cuando los más pequeños viajen en este tipo de silla, tendrán que hacerlo siempre en el sentido de la marcha.
Grupo III (de 22 a 36 kg): este tipo de sillas permiten elevar a los más pequeños para que su altura se adapte a la del cinturón de seguridad, pero no tienen un respaldo.

Otros consejos a tener en cuenta

Cuando viajamos con niños, no solo es importante que las sillas para el coche sean las correctas y se ajusten tanto a su edad como a su peso. Por esta razón, le sugerimos algunos consejos para viajar con total seguridad.

Aunque queramos que nuestros hijos se diviertan y no se aburran durante el viaje, es recomendable tener en cuenta todo tipo de precauciones antes de iniciar un viaje en coche. Por mucho que nos parezca más cómodo en algunas ocasiones, nunca debemos llevar a nuestro hijo en brazos, ya que para velar por su seguridad ya tenemos a nuestra disposición sillas para el coche que se adaptan a su peso y tamaño.

Próximas campañas