Sofá colgante

Sofá colgante

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Sofá colgante:la guía Westwing

Dar un cambio radical a la decoración de un salón o sala de estar no es tan complicado. Hay varias piezas clave que tienen que ser sustituidas por unas nuevas, como es el caso del protagonista del salón: el sofá. Si estás aburrido de tu salón de estilo clásico, dale un aire bohemio con un sofá colgante.

Cómodo, práctico y, sobre todo, muy original, ¡un sofá colgante lo tiene todo! Sigue leyendo para descubrir todas nuestras propuestas sobre estilos y materiales.

EL SOFÁ COLGANTE HECHO A TU MEDIDA

Como sobre materiales no hay nada escrito, aquí te contamos nuestras propuestas más interesantes. ¡No te las pierdas!

  • Mimbre: con un sofá colgante de mimbre darás un aspecto muy fresco y natural a tu espacio renovado. Elige colores neutros o terrosos para los cojines de tu nuevo sofá y decora el resto del salón con muebles y accesorios de materiales como el yute o el bambú en forma de originales alfombras o tapices.
  • Palets: apúntate a la moda de la decoración ecológica con muebles fabricados a partir de la reutilización de palets. Hazte con tu sofá colgante personalizado si tienes poco presupuesto y mucha ilusión. Añade a tus palets unas cadenas o cuerdas para colgarlas del techo y unas superficies acolchadas y tapizadas para el asiento y el respaldo de tu sofá colgante. ¡Un resultado 100% exótico!
  • Tela: si como a nosotros, a ti también te encantan las típicas hamacas de tela para el jardín, ahora puedes tener un sofá colgante que imite a una de estas en tu propio salón. Elige un diseño de colores llamativos para dar ese toque étnico que le falta a tu casa.

SOFÁ COLGANTE TAMBIÉN PARA EL EXTERIOR

¿No sabes cómo decorar tu terraza chill out o jardín? Te proponemos un sofá colgante para disfrutar de las cálidas tardes de verano. Este tipo de sofá colgante puede estar enganchado al techo de tu terraza o cenador mediante cuerdas gruesas o cadenas a modo columpio, así como sostenerse con patas en versión balancín, si no quieres hacer obra para colocar un sofá colgante. Los balancines son igual de económicos, muy prácticos por su facilidad para moverse de un lado a otro (cosa que no nos ofrece un sofá colgante) y muy cómodos. Con unos cojines de colores llamativos, como el naranja, el verde lima o el amarillo, daremos un toque de alegría a nuestro jardín. Además, puedes decorar este espacio chill out con una mesita y sillas o sillones de ratán para tomar el aperitivo bajo el sol.

Para seguir leyendo novedades sobre decoración, regístrate hoy mismo en el club de compras online de Westwing. ¡Todas nuestras colecciones actuales se encuentran a un solo clic de ti!