sofá isabelino

sofá isabelino

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

sofá isabelino:la guía Westwing

Si algo evoca un sofá isabelino es, sin duda, estilo. Y un estilo regio. Dentro de la amplia gama de sofás que existen en la actualidad, podemos definir este sofá como un tipo de mueble con mucha personalidad. No deja indiferente, convirtiéndose en el centro de todas las miradas en el salón.   

Está claro que si eliges un sofá isabelino en la decoración de tu casa tienes tus preferencias claras. No eres nada convencional. En Westwing queremos mostrarte la diversidad de sofás que existen de estas características, más de las que piensas a priori. ¡Sigue leyendo!

APORTA UN ESTILO REGIO A TU SALÓN CON UN SOFÁ ISABELINO

Si te gustan los muebles de tipo antiguo el sofá isabelino puede ser el idóneo para ti. Si algo caracteriza a este mueble es su robustez en la madera, y su elegante tapizado. Colores lisos y casi infinitos estampados, casi tanta variedad como gustos. Flores, rayas, tipo acolchados… Tejidos muy ricos, que muestran una calidad exquisita. Es un estilo suntuoso, regio. Para entenderlo hay que retroceder hasta la época de Isabel II (1830-1904), reina de España e hija de Fernando VII.

Este tipo de muebles de estilo isabelino fueron evolucionando a lo largo del tiempo. Pero son fácilmente reconocibles. La madera, muy trabajada, es un rasgo identificativo de este estilo. Las maderas de estos sofás solían ser de caoba, aunque también se utilizaban posteriormente maderas de nogal y palo santo. Algunas se cubrían con chapas decorativas de palmas. La marquetería es un rasgo que define al sofá isabelino. Se utilizaban gruesas molduras, estrías en las patas de los muebles y cabezas de esfinges talladas, así como siluetas románticas, de cisnes o góndolas, por ejemplo.

TAPIZADOS MÁS MODERNOS

En las nuevas versiones del sofá isabelino las líneas, aunque son fácilmente reconocibles en este estilo, no son tan recargadas. Asimismo, hay tapizados mucho más modernos. Estos muebles no son exclusivos del salón, sino que los podemos encontrar además en una entrada o recibidor o incluso en un dormitorio. Podemos ubicar justo encima un espejo del mismo estilo. Esa zona de la habitación quedará realmente espectacular. 

También podemos colocar varios cojines en otro color que contraste con el del sofá isabelino. ¿Qué te parece un sofá isabelino en color púrpura con varios almohadones en plata? La combinación de colores queda ideal. Los colores empolvados, si eres más de telas lisas que estampados, quedan preciosos en este tipo de muebles.

En Westwing te adelantamos las últimas tendencias para que no te pierdas nada en decoración. ¡Regístrate ya y conocerás las nuevas y vibrantes ideas de nuestros expertos!