Sofá nórdico

Sofá nórdico

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Sofá nórdico:la guía Westwing

¿Eres toda una fan del diseño nórdico? Si te encantan los muebles de inspiración escandinava, en tu casa no puede faltar un sofá nórdico para comprobar realmente que eres fiel a este estilo. No hay salón que se resista a los encantos de esta decoración que ha conquistado a todos los amantes del buen gusto y del sentido práctico.

Un sofá es una pieza esencial e imprescindible de cualquier salón. Para ayudarte a tomar la decisión óptima, en Westwing encontrarás el sofá nórdico que mejor encaje con tu estilo de vida. ¡Sigue leyendo y descúbrelo!

SOFÁ NÓRDICO: UN ESTILO EN EVOLUCIÓN

Es cierto que un sofá nórdico será sinónimo de sencillez y sobriedad pero hay muchas formas de interpretar este estilo. ¡Toma nota!

  • Sofá nórdico clásico:

Encarna a la perfección todo aquello que caracteriza el estilo escandinavo con un respaldo, unos reposabrazos y un asiento trazado en líneas rectas. Se presentan en diferentes tamaños pero siempre con colores neutros que combinan con todo. Algunos modelos pueden incluir unos pies de madera para estilizar aún más su figura.

  • Sofá nórdico retro:

Conserva este aire clásico pero sus formas ya no son tan definidas sino más bien todo lo contrario. Sin ser nada exagerado, su reposabrazos, respaldo y asiento son más redondeados y dan un toque que recuerda a los diseños de los años 50.

  • Sofá nórdico de piel:

Mantiene su estructura original como si de un tiralíneas se tratara pero la piel lo transforma completamente en una pieza mucho más sofisticada. Un punto diferenciador ya que la mayoría de los sofás nórdicos están tapizados en tela.

CÓMO COMBINAR UN SOFÁ NÓRDICO

Consigue un ambiente acogedor si colocas justo al lado de tu sofá nórdico una lámpara o una mesita de estilo industrial. Para dar un punto de color nada mejor que unas flores tipo margaritas o rosas para captar la atención de tus invitados.

Otra opción es romper el tono neutro de tu sofá nórdico con cojines de estampado geométrico de diferentes colores, una alfombra amplia de color naranja o bien, unas sillas tapizadas en rojo. ¡Tú decides! No hay combinación de colores que se resista al estilo nórdico. De hecho, lo puedes mezclar perfectamente con otro tipo de decoración ya que aportará ese punto de equilibrio y elegancia que nunca te cansará.

Un sofá nórdico se convertirá en una pieza atemporal que formará parte de tu día a día. Descubre más consejos e ideas en Westwing. ¡Inscríbete en el mejor club de compras!