Sofá plegable

Sofá plegable

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Sofá plegable:la guía Westwing

Vivir en el centro de una gran ciudad significa muchas veces tener que conformarse con un apartamento de reducidas dimensiones. Es aquí cuando el ingenio debe agudizarse más aún sin renunciar, por supuesto, a nuestro estilo. En la actualidad eso es mucho más fácil ya que la mayoría de muebles están pensados para satisfacer las necesidades del siglo XXI. He aquí un gran descubrimiento que ha simplificado la vida a los urbanitas: un sofá plegable es la solución ideal para espacios limitados.

En Westwing nos adaptamos a todas las necesidades y por ello, te proponemos diferentes estilos de sofá plegable para que puedas vivir intensamente tu vida. ¡Sigue leyendo!

SOFÁ PLEGABLE: PREPARADO PARA CONVERTIRSE EN CAMA

Conocido también como sofá cama, un sofá plegable puede presentarse de distintas maneras. Todas ellas responden a una voluntad de ocupar el menor espacio posible y ofrecer así, una doble función cuando sea necesario.

  • Sofá plegable tipo nido:

Se trata de dos estructuras diferenciadas y la cama se encuentra justo debajo del asiento del sofá. Basta con retirar esta parte para que aparezca el colchón. Las patas se despliegan de forma automática.

  • Sofá plegable extensible:

En este caso el asiento y el respaldo, cuando se colocan a la misma altura, se convierten en un colchón. Se trata de una misma estructura que se convierte en sofá o en cama de una forma rápida y sin esfuerzo.

  • Sofá plegable extraíble:

La cama queda camuflada justo debajo de los cojines y solo hay que tirar de ellos para que se despliegue la cama. Un mecanismo automático permite que sea plegable y desplegable en tan solo unos instantes.

  • Sofá plegable tipo acordeón:

Tal y como su nombre indica las distintas partes del colchón se van desplegando como si de un abanico se tratara.

SOFÁ PLEGABLE: PURO ESTILO PRÁCTICO

A parte de los diferentes sistemas que pueden hacer convertible un sofá en una cama, el diseño también es un punto a tener en cuenta. Sencillez no significa falta de buen gusto. Todo lo contrario. Muchas veces en las líneas más simples es donde radica la elegancia. Prueba de ello son por ejemplo los muebles de estilo nórdico que están especialmente diseñados para ser útiles y prácticos en el más estricto sentido minimalista.

Los diseños rectos no son aburridos ni mucho menos. Apuesta por colores bien alegres si quieres vestir tu sofá plegable de optimismo.

En Westwing te ofrecemos todos consejos para facilitarte tu día a día. Entra en nuestra página web y descubre mil y una ideas para estar a la última. ¡Inspírate!