Sofá turquesa

Sofá turquesa

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Sofá turquesa:la guía Westwing

En el mundo de la decoración para ser original hay que dejar atrás los convencionalismos. Si buscas algo diferente y atrevido en tu salón, apuesta por un sofá turquesa. ¡Será todo un descubrimiento! El turquesa es un color que está en pleno auge. Se utiliza mucho en complementos y muebles auxiliares pero nosotros vamos mucho más lejos y nos atrevemos a aplicar esta tonalidad a tu sofá. ¡Lánzate!

¿Quieres saber cómo combinar tu sofá turquesa y convertir tu salón en todo un referente del diseño moderno? Sigue leyendo y ¡déjate aconsejar por Westwing! A continuación te ofrecemos unos trucos que te van a conquistar. Coge lápiz y papel y toma nota.

SOFÁ TURQUESA, NACIDO EN EL MEDITERRÁNEO

A medio camino entre el verde y el azul, el turquesa es un color que nos recuerda al mar. Por ello, este tono también nos transmite calma, paz y relax. Si te decides por un sofá turquesa conseguirás conservar durante todo el año esa frescura que evocan los días de verano.

Tu sofá turquesa será el centro de todas las miradas y por ello, es importante combinarlo bien con los colores que le rodean. Si tu apartamento está situado junto a la playa esta es tu mejor ocasión para dejarte seducir por el estilo mediterráneo.

Deja que los blancos se apoderen de tus paredes y muebles para crear un ambiente ibicenco. Incluye algunos muebles rústicos para romper con tanta monotonía y conseguirás un acogedor apartamento para los días de sol. Relájate en tu sofá turquesa y disfruta de los días soleados.

SOFÁ TURQUESA, ENERGÍA EN ESTADO PURO

Deja que la alegría se apodere de tu salón. Tu sofá turquesa se lleva de mil maravillas con el naranja o con el mostaza. De ti depende con quien quieres que se quede. No tengas miedo en probar y experimentar con otros colores. ¡Todos son bienvenidos en tu salón! Prueba de combinar con diferentes textiles y podrás crear un estilo naif, retro o shabby chic. ¡El color al poder!

Si lo haces en pequeñas dosis no fallarás. Eso sí, ten en cuenta que si quieres que los colores risueños sean los protagonistas jde tu salón junto a tu sofá turquesa tendrás que compensarlo con muebles de líneas suaves para no sobrecargar el espacio. Así darás un aire romántico a este espacio y será un sitio perfecto para disfrutar de buenos ratos con la familia.

¿Te gustan nuestros trucos? Atrévete a dar luz y vitalidad a tu comedor con un sofá turquesa. Regístrate en Westwing y encuentra un sinfín de ideas para decorar tu casa a tu gusto.