Sofás antiguos

Sofás antiguos

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Sofás antiguos:la guía Westwing

Historia, diseño, carácter… Estas son algunas de las características más comunes que encontramos en los sofás antiguos. Unas piezas fabricadas o inspiradas en muebles de más de 100 años que esconden en su alma tradición y obras de arte que perduran en el tiempo.

El estilo retro y vintage son tendencia. Por eso si estás buscando sofás antiguos, eres amante de la decoración ancestral o simplemente quieres dar un toque de época a tu salón, este es tu momento. ¡Sigue leyendo!

SOFÁS ANTIGUOS: RETRO VS VINTAGE

Dos términos que solemos utilizar indistintamente para definir a los sofás antiguos y que, en realidad, son conceptos que no significan lo mismo.

Cuando hablamos de un mueble retro nos referimos a la estética del pasado, pero no a la época de fabricación. Son diseños que apelan a nuestra nostalgia y que utilizan colores, tejidos, estampados… inspirados en otra época. Así pues, podemos encontrar sofás antiguos que sean retro y que hagan referencia, por ejemplo, a estilos barrocos o victorianos, pero son modelos nuevos y actuales.

Por otro lado, un mueble se considera que es vintage cuando ha sido fabricado en el pasado. Son piezas diseñadas con un estilo perteneciente a nuestros antepasados. Los sofás antiguos vintage tienen un gran valor tanto histórico como artístico, ya que han sido conservados durante años con su estructura original.

CÓMO INTEGRAR SOFÁS ANTIGUOS EN UN SALÓN ACTUAL

Una decoración moderna suele ser sinónimo de minimalismo. Estamos tan habituados a ver esta estética que, en muchas ocasiones, queremos romper con los diseños neutros y añadir personalidad a nuestra casa.

Podemos sumar carácter y originalidad a nuestro salón gracias a los sofás antiguos. Apuesta por los contrastes de formas y materiales. Por ejemplo, si tienes unos sillones contemporáneos puedes combinarlos con un sofá Chesterfield con tapizado capitoné.

Si tu salón se compone de muebles sobrios, como una mesa y unas sillas de madera de líneas rectas, puedes integrar en este espacio un toque de singularidad con un sofá de estilo colonial.

Lo más importante a la hora de introducir este tipo de mobiliario en nuestro salón es que consigas el equilibrio perfecto entre lo antiguo y lo actual. Lo ideal es mezclar los conceptos pero con criterio. Los sofás antiguos se adaptan con facilidad a los diferentes ambientes pero, si queremos un resultado óptimo, es conveniente tener las ideas de decoración muy claras.

¿Quieres tener unos sofás antiguos de ensueño? Inscríbete en Westwing y ¡lo encontrarás!