Sofás italianos

Sofás italianos

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Sofás italianos:la guía Westwing

Paradigmas del lujo, la elegancia y el confort, los sofás italianos se han convertido en un referente del interiorismo mundial. Con su sola presencia pueden transformar el salón más aburrido en un ambiente lujoso y lleno de glamour. Estos muebles respiran un indefinible aire mediterráneo que se combina a la perfección con la pureza de líneas más equilibrada. Esta combinación "explosiva" logra diseños impecables, cuya calidad está a la altura de los más exigentes amantes de la decoración.

Equipar los salones con sofás italianos es un acierto: conseguirás que la decoración de tu casa destaque por su personalidad. Si quieres saber cómo, en Westwing te contamos por qué los sofás italianos son tan especiales y cómo integrarlos en los ambientes. ¡No te pierdas nuestras claves!

¿QUÉ HACE TAN ESPECIALES A LOS SOFÁS ITALIANOS?

La respuesta a esta pregunta es muy amplia. Por supuesto, no todos los sofás italianos son ejemplos de estilo y buen gusto: con este nombre nos referimos a esos muebles que reflejan lo mejor del diseño del país. Las claves del éxito de los sofás italianos serían:

  • Pureza de líneas: inspirada en el diseño de los años 50, la línea de los sofás italianos es sencilla y equilibrada. Perfecta para integrarlos en prácticamente cualquier tipo de decoración.
  • Colores sobrios y sutiles: blancos, negros, grises, azules fríos… Los sofás italianos siempre quedan bien, pero donde brillan con luz propia es en habitaciones contemporáneas o de estilo nórdico.
  • Un toque de diversión: la ironía está presente en muchos de los diseños italianos del siglo XX. Las formas originales y los detalles que podemos ver en los mejores sofás italianos son un fiel reflejo de esta característica.
  • Lujo y nobleza: el empleo de telas suntuosas y maderas de calidad hace de estos muebles auténticos objetos de deseo.

CÓMO INTEGRAR UN SOFÁ ITALIANO EN EL SALÓN

Como artículos de lujo que son, los sofás italianos requieren todo el protagonismo para sí. Esto significa que tendrás que colocar el resto de la decoración en segundo plano, siempre “a su servicio”. Coloca tu sofá frente a una pared de un color neutro (blanco, gris… o negro, si el sofá es claro), sin más acompañamiento que una lámpara elegante o una mesita discreta. Una alfombra mullida y de calidad será el complemento perfecto, un toque que acompaña siempre de maravilla a estos elegantes sofás.

¿Estás buscando un sofá italiano que haga que tu salón brille con luz propia? En Westwing encontrarás las mejores propuestas para todos los ambientes. ¡Compruébalo!