Sofás rústicos

Sofás rústicos

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Sofás rústicos:la guía Westwing

Pasan los años y los sofás rústicos continúan conquistando a través del tiempo. Y es que rusticidad no es sinónimo de antigüedad, puesto que los muebles rústicos siempre mantienen un puesto dentro del mobiliario más vanguardista.

Robustos aparadores con tiradores artesanales de hierro, escritorios de viaje, biombos únicos, auténticas mecedoras, espejos caprichosos, consolas glamourosas... Este tipo de mobiliario está fabricado con materiales de alta calidad y ofrece un viaje al pasado a través de la decoración. Incorpora sofás rústicos en tu habitación, en tu despacho o en tu salón y, si tienes dudas, ¡sigue leyendo!

VERSATILIDAD DE AMBIENTES ACOGEDORES Y CÁLIDOS

Las maderas resistentes y los tejidos naturales se unen en perfecta armonía para crear unos sofás rústicos duraderos y exclusivos con los que decorar los ambientes más acogedores. Son una buena elección para los espacios más frecuentados. Visitas de amigos y familiares que se sentirán como en casa gracias a la combinación perfecta de los sofás rústicos y las alfombras o paredes de color claro que suavizan la oscuridad de la madera. Los sofás rústicos de madera evocan relax y tardes amenas sin pasar por alto su estética sin igual.

Pero no solo están destinados a los salones. Dada su gran versatilidad y funcionalidad, los sofás rústicos también pueden observarse en una habitación espaciosa, en grandes patios o en preciosos jardines y azoteas. Para los exteriores, la madera debe ser muy resistente a la intemperie. Los materiales que más se emplean son el cedro, el pino y la teca. Es imprescindible que la madera de estos sofás rústicos y demás muebles de jardín posea un excelente acabado y un tratamiento exterior. El impermeable es el mejor químico para evitar deterioros, así como también lo es la pintura protectora.

COMBINACIONES IDEALES PARA LOS SOFÁS RÚSTICOS

Una gran mesa con sillas o bancos de madera son una posibilidad válida para conjuntar con tus sofás rústicos y, además, también son combinables en exteriores.

De todas maneras, la rusticidad no está destinada a cualquier living. Los muebles rústicos deben guardar un equilibrio entre sí y suelen ser ideales si se ubican en espacios con aires coloniales u otros que evoquen épocas determinadas como el Renacimiento o el Barroco.

Si te decides por el estilo rústico, añade algunos accesorios como lámparas de araña o cojines decorativos, no necesitarás mucho más porque este tipo de mobiliario tiene personalidad propia.

Inscríbete en Westwing y ¡encontrarás los sofás rústicos más deseados para decorar tu hogar!