Techos bajos

Techos bajos

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Techos bajos:la guía Westwing

A la hora de decorar nuestra casa puede que tengamos que hacer frente a algunos inconvenientes. Uno de ellos son los techos bajos. Puede que sean la norma general de toda la vivienda o que sólo afecten a una habitación. Para evitar que el ambiente quede agobiante y la decoración demasiado abigarrada, te sugerimos varias ideas que pueden ayudarte a alejar los techos bajos y lograr que parezcan más altos.

No lo pienses más. Entra en Westwing y descubre los consejos de nuestros expertos. En la guía que te ofrecemos podrás consultar los mejores trucos para elevar tus techos bajos, así como interesantes propuestas sobre muebles y estilos de decoración.

TECHOS BAJOS: MEJOR BLANCOS

Si tu casa tiene techos bajos, no te preocupes. Todo tiene solución. En interiorismo son bien conocidos los trucos que ayudan a crear luminosidad y sensación de espacio y que también resultan muy eficaces a la hora de trasladar hacia arriba esos techos bajos tan incómodos. El primero y más importante está en la elección del color. Si pintas tus techos bajos de blanco, no te equivocarás.

Para los techos demasiado altos, el consejo suele ser pintarlos de un tono más oscuro que el de las paredes, precisamente para acercarlos y ganar en calidez. Pues con los techos bajos, sucede al revés. Píntalo de blanco o, en cualquier caso, de un tono más claro que el de las paredes, y verás cómo da la impresión de que son más altos.

Esta solución tiene que ver con la distribución de la luz, puesto que el blanco es el color que, por definición, mejor refleja los rayos del sol. Si además de esto, optas por un acabado brillante, generarás un efecto espejo que aumentará todavía más la sensación de altura. ¿Lo ves? En interiorismo, ¡hay solución para todo!

TECHOS BAJOS DESPEJADOS

Otro consejo elemental es evitar colgar objetos de los techos bajos, pues cualquier elemento que sobresalga, como lámparas o ventiladores, los acercarán todavía más al suelo. También puedes ayudar a reforzar el blanco y, por lo tanto, la iluminación, dirigiendo los focos de luz hacia el techo.

Y a la hora de colgar cortinas, intenta que sean largas para poder colocarlas lo más cerca posible del techo. El mismo consejo sirve para cuadros y espejos, pues también hay que intentar que estén a buena altura. Con los muebles, en cambio, haz lo contrario: intenta que sean bajos. Es la mejor manera de dar aire y crear sensación de espacio en la habitación.

¿Buscas más inspiración para decorar tus techos bajos? Sigue la guía de estilo de Westwing y toma nota de los consejos de nuestros expertos. Encontrarás un sinfín de ideas para sacar el máximo partido a todas las zonas de tu casa.