Termómetro de cocina

Termómetro de cocina

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Termómetro de cocina:la guía Westwing

La cocina es un arte en el que la precisión es un aspecto clave. Si queremos preparar unas deliciosas rosquillas, podemos escoger los mejores ingredientes, trabajar la masa con mucho mimo y delicadeza, respetar los tiempos de reposo y levado exactos, pero si el aceite no está a la temperatura adecuada, el trabajo habrá sido en balde. Para evitar este tipo de contratiempos podemos encontrar un amplio número de utensilios de cocina disponibles como son,  por ejemplo,  los termómetros de cocina.

En Westwing siempre hemos apreciado un buen trabajo en la cocina y el esfuerzo que se pone en preparar platos de primera. Por ello en nuestras campañas ofrecemos utensilios y accesorios de cocina para facilitar el trabajo a los grandes chefs que trabajan en casa. Además de termómetros de cocina podrás encontrar otros productos como temporizadores, manoplas para protegerse, además de ideas sobre decoración de cocinas.

UN PASO MÁS ALLÁ EN EL MUNDO CULINARIO

Un termómetro de cocina está claro que no es un accesorio de cocina para principiantes, sino para los que quieren ir un paso más allá. Una vez que hemos aprendido los básicos de la cocina, como asar en el horno, qué orden tienen que seguir los alimentos a la hora de cocinarlos, qué utensilios utilizar, etc., nos toca adentrarnos en aspectos más precisos y específicos de la cocina.

Cuando cocinamos distintos alimentos, especialmente en el horno, es crucial que estos se estén asando a la temperatura ideal, ya que una temperatura más alta podría quemarlos por fuera y una temperatura más baja puede impedir que se asen bien el horno. Con ayuda de un termómetro de cocina podremos asegurar que nuestra comida se está asando en el horno a la temperatura ideal y así nos saldrá la receta perfecta.

¿CÓMO UTILIZAMOS EL TERMÓMETRO DE COCINA?

Utilizar un termómetro de cocina es una tarea realmente sencilla pero tenemos que tener un par de cosas en cuenta para que la temperatura registrada sea precisa y no cometamos errores. Los termómetros de cocina suelen incorporar una sonda, que es la que está en contacto directo con el alimento y toma la temperatura.

Lo ideal es introducir la sonda del termómetro de cocina por la parte del alimento que más grasa tiene, en el caso de la carne, la sonda no debería llegar al hueso. Los huesos de la carne emiten una temperatura por lo general más alta que la del resto del alimento y esto podría conducirnos a un error. También debemos evitar que la sonda del termómetro de cocina esté en contacto con las paredes del recipiente, ya que los materiales de los recipientes para horno también transmiten temperaturas más altas.

Un termómetro de cocina es el instrumento ideal para preparar carnes al horno como un auténtico chef, además de otras muchas recetas. Ya sea digital o analógico, un termómetro de cocina no debería faltar en la cocina de ningún amante del arte culinario.

Próximas campañas