Tintero

Tintero

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Tintero:la guía Westwing

Quien dijo que en la oficina solo tenían cabida los artículos más funcionales, no podía estar más equivocado. Es cierto que para facilitar el trabajo y el orden tenemos que equipar la oficina con una serie de productos muy prácticos, como el caso de un organizador de escritorio. No obstante, no nos podemos olvidar de darle un toque personal a la mesa de nuestra oficina para que las horas de trabajo sean más coloridas.

En Westwing siempre nos ha gustado rescatar del olvido algunos artículos carismáticos del pasado y de esta manera personalizar nuestro escritorio. Un producto que, si bien puede parecer un tanto arcaico, llamará la atención de todo el que pase y brindará a nuestro despacho un toque de una elegancia clásica innegable es el tintero. Descubre en Westwing un gran número de ideas para crear un espacio único en tu oficina, ya sea de estilo clásico, vintage, o minimalista.

¿QUÉ ES EN REALIDAD UN TINTERO?

Para muchos el tintero nos sonará tan solo de la expresión “dejarse algo en el tintero” y pocos podrán recordar el honorable objeto al cual esta palabra hace mención. Si nos fijamos en series y películas de época como “La lengua de las mariposas” veremos como los niños en los colegios, lejos de utilizar bolígrafos o rotuladores, escribían todavía con pluma o palillero. Como la pluma y los palilleros antes no incorporaban un cartucho de tinta, al escribir había que estar constantemente empapando la punta del instrumento de escritura en el tintero.

Un tintero se puede encontrar en una multitud de materiales, entre los cuales se encuentran la porcelana, la plata, el bronce, el peltre, el mármol o el vidrio. De todos ellos, el más elegante con toda seguridad es el tintero de vidrio, ya que este fino y transparente material puede dejar ver la tinta negra que contiene en su interior.

LA COMPAÑERA DEL TINTERO

Si tenemos que mencionar otro artículo como compañero indiscutible del tintero, este es sin duda la pluma de ave. Estas estilizadas plumas fueron el instrumento de escritura más usado desde el siglo VI hasta finales del XIX. Como estas plumas había que estar siempre empapándolas en tinta en el tintero, no nos podemos imaginar estos dos artículos por separado. Esta pareja, reliquia de otro tiempo, será un bonito guiño al pasado desde nuestro escritorio.

¿Quién dijo que la oficina tenía que ser un lugar aburrido? Descubre en Westwing un gran número de productos para tu despacho y déjate inspirar por nuestros expertos en decoración e interiorismo.

Próximas campañas