Tobogán

Tobogán

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Tobogán:la guía Westwing

Un tobogán es uno de esos juegos a los que nadie puede resistirse: tengamos la edad que tengamos, siempre es divertido. Lanzarnos por su rampa es un antídoto estupendo para las preocupaciones y el estrés; bajar a toda velocidad nos hace desconectar de todo después de un duro día de trabajo. Y si además lo hacemos con los niños, ¡mucho mejor!

En Westwing nos encantan los pasatiempos que pueden disfrutarse en familia y el tobogán es uno de los más populares. En nuestra tienda online podrás encontrar todo tipo de productos para organizar un área recreativa en casa: columpios, balancines, casas de muñecas, cometas y mucho más. ¡Juguetes para todos!

PASATIEMPO PARA TODA LA FAMILIA

Todos tenemos un niño interior que sale a la luz al reencontrarnos con nuestros juguetes de la infancia, al llegar las Navidades o al compartir pasatiempos con nuestros hijos. Existen pocas cosas más simpáticas que ver sus caras de sorpresa cuando demostramos que también podemos jugar como si fuéramos un chiquillo más, cuando marcamos un gol jugando al fútbol o al atrevernos a trepar a un árbol con ellos. Si queremos que nuestro jardín sea un lugar de aventura y diversión para grandes y pequeños, no nos puede faltar un tobogán.

TIPOS DE TOBOGÁN

Todos los toboganes comparten el mismo concepto básico: una rampa deslizante a la que se llega a través de una escalera. Sin embargo, existen distintos tipos de tobogán según la forma y abertura de la rampa:

  • Tobogán tubo: se trata de una estructura circular con forma de tubo.
  • Tobogán en espiral: la rampa, que puede ser tanto abierta como cerrada, describe una o varias curvas descendentes.
  • Tobogán de varias pendientes: la rampa presenta distintas pendientes por las cuales nos deslizamos.
  • Tobogán estuca: tiene una pendiente muy pronunciada, de hasta 45 grados. Esto lo convierte en un tobogán muy rápido y no apto para los más miedosos.
  • Tobogán acuático: si tenemos la suerte de tener una piscina grande, podemos colocar un tobogán acuático para hacer del baño un momento aún más divertido. En este tipo de tobogán, el agua corre constantemente por la pendiente para hacer más fácil el deslizamiento. Si podemos simplemente lanzarnos por él, se trata de un tobogán acuático de cuerpo; por el contrario, si necesitamos un neumático o una tabla para poder usarlo, se denomina tobogán de llanta.

A la hora de decidirnos por uno, tendremos que tener en cuenta el diámetro del tubo si es cerrado, sobre todo si es de tipo llanta o si no solo los niños van a utilizarlo. Sea cual sea tu elección, ¡seguro que te proporcionará horas y horas de diversión!

Próximas campañas