Tocador antiguo

Tocador antiguo

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Tocador antiguo:la guía Westwing

Un tocador antiguo es una pieza muy decorativa que lucirá a las mil maravillas en cualquier dormitorio, ya sea clásico o contemporáneo. Es el mueble de estilo perfecto para poner un toque femenino en tu casa. Si tienes la suerte de tener uno, no lo escondas. Adáptalo a la decoración de tu habitación y quedará perfecto.

Y es que sea del estilo o de la época que sea, si te gusta, un tocador antiguo puede convertirse en la pieza clave de tu dormitorio. Así que colócalo en un lugar preferente y disfruta de él. En Westwing te damos algunas ideas para que lo luzcas con estilo.

TOCADOR ANTIGUO: UN POCO DE HISTORIA

Los primeros tocadores que se conocen pertenecen a la época de los egipcios, que fueron una de las primeras civilizaciones en utilizar maquillaje para su aseo personal.

Ya desde entonces el tocador se fue convirtiendo en una pieza muy especial que otorgaba cierto estatus a su poseedor. No todo el mundo podía disponer de uno, por lo que quedó relegado a las personas pertenecientes a la nobleza y a las clases altas.

A lo largo de la historia se han sucedido los estilos decorativos en tocadores de madera, como con otros muebles antiguos. Los estilos más apreciados son:

  • Los franceses estilo Luis XVI, de mediados del siglo XVIII, con su espejo ovalado y sus patas estilizadas.
  • Los de estilo neoclásico que tuvieron su origen en la primera mitad del siglo XX.
  • Las piezas victorianas, de origen inglés. Datan de finales del siglo XIX y principios del XX.
  • Los tocadores de líneas rectas estilo Art Deco, de la primera mitad del siglo XX. Algunos de estos modelos estaban revestidos con espejos.

CÓMO ACTUALIZAR TU TOCADOR ANTIGUO

Puede que seas un apasionado de las antigüedades y te hayas hecho con un tocador antiguo rescatándolo de una almoneda o un anticuario. O puede que hayas heredado uno que pertenecía a tus antepasados. Sea como sea, si tienes la suerte de tener uno de estos tocadores, eres un afortunado.

Para darle un aire más actual a tu tocador antiguo, sin hacerle perder ni una pizca de su encanto, puedes renovarlo tú mismo con pintura. Utiliza cualquiera de las pinturas acrílicas de nueva generación que se encuentran hoy en el mercado. Son productos muy fáciles de utilizar, muy cubrientes y que se pueden aplicar incluso sin tener que decapar la madera del tocador antiguo previamente. Además, se limpian solo con agua.

Si tu tocador antiguo tiene líneas muy clásicas y un tanto recargadas, puedes pintarlo de blanco para aligerar su peso visual, o de un color intenso que le dé un aire más moderno.

Además, no lo relegues al dormitorio. Si cuando termines de renovarlo te parece que está precioso, colócalo en un lugar más destacado, donde todos puedan verlo. ¿Qué tal si lo pones en el recibidor a modo de consola? O utilízalo como escritorio en el despacho. Lo importante es lucir tu tocador antiguo.

Si quieres saber cómo decorar tu casa con un tocador antiguo o con otro tipo de muebles antiguos, en Westwing encontrarás muchas ideas para inspirarte.