Tumbona de plástico

Tumbona de plástico

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Tumbona de plástico:la guía Westwing

La tumbona de plástico ha sido creada para relajarnos y disfrutar del descanso. Una combinación perfecta entre una silla y una cama que nos cautiva con sus encantos en nuestros momentos de ocio más preciados. Su material resistente está especialmente indicado para espacios exteriores como la piscina, la playa, la terraza, el jardín…

Puedes escoger entre un sinfín de modelos en función de la decoración del entorno y de tu estilo. Debes tener en cuenta el diseño, pero también es vital la comodidad. Completa tu tumbona de plástico con los complementos más chic. ¡Sigue leyendo y conoce más detalles!

RELAX AL ALCANCE DE TU MANO

Al imaginarnos una tumbona de plástico no podemos evitar pensar en vacaciones. Estas sensaciones de relax nos invaden cada vez que vivimos el placer del reposo.

La tumbona de plástico suele ser de resina, PVC o textilene. Unos materiales que permiten trabajar las formas, que son resistentes al sol y la humedad, y que aportan un estilo moderno y contemporáneo a nuestro espacio. Muchos diseños pueden imitar, incluso, la trama del mimbre o del ratán, con la ventaja de que son más fáciles de limpiar.

La forma y la estructura básica de una tumbona de plástico suele ser muy similar de unas a otras. Se diferencian en algunos elementos como:

  • Brazos y reposapiés: la tumbona de plástico puede contar con ellos o no.
  • Plegable o fija: si la tumbona de plástico es plegable, puedes recogerla con mayor facilidad cuando no se utilice.
  • Reclinable: algunas son fijas y otras te permiten graduar los grados de inclinación.
  • Individuales, dobles o triples: elígela en función de la capacidad de las personas.
  • Patas o ruedas: la tumbona de plástico puede estar compuesta por cuatro patas, dos patas y dos ruedas…

ACCESORIOS PARA UNA TUMBONA DE PLÁSTICO

Como ya sabemos, la funcionalidad de la tumbona de plástico sigue plenamente los criterios de confort del usuario. Para lograr que estos momentos mágicos sean todavía más placenteros, podemos integrar diferentes accesorios:

  • Cojines: personaliza el aspecto de tu asiento con tu color o estampado preferido. Un consejo es que tengan fundas lavables para mantenerlos siempre impecables.
  • Colchonetas: te recomendamos que lleven cintas de amarre para que no se vuelen con el viento.
  • Almohadas: es el complemento ideal para descansar como si fuera una cama.
  • Mantas: perfectas para los atardeceres, para leer un libro a la sombra o para resguardarnos de la brisa del mar. Decántate por mantas ligeras y de colores suaves.

Si necesitas consejos, trucos o ideas para tu mobiliario exterior, ¡regístrate en Westwing!