Valla blanca

Valla blanca

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Valla blanca:la guía Westwing

A la hora de elegir una valla blanca es normal que siempre surjan dudas: ¿cuál es el material más acertado?, ¿será segura?, ¿necesitará mantenimiento? Lo primero que debes tener claro es la función que vas a darle, ya que te puede servir tanto para delimitar espacios, como para aportar un toque especial en la decoración.

Además de la seguridad, es muy importante que también mimes la estética porque el exterior de una casa dice mucho de los individuos que la habitan. Por eso en Westwing te asesoramos para que protejas la intimidad de tu casa con una sofisticada valla blanca. ¡Sigue leyendo!

VARIEDAD DE MATERIALES

Como en cualquier elemento de decoración exterior, la valla puede estar fabricada con diferentes materiales y estilos. Te presentamos algunos de los más utilizados:

  • Valla blanca de madera: son una solución tradicional muy útil para delimitar espacios donde la estética tiene un papel primordial. Su material natural y su tratamiento la hacen muy resistentes.
  • Valla blanca de PVC: es ideal para enclaves donde los cambios atmosféricos son frecuentes. Es un material muy resistente al paso del tiempo y no necesita ningún tipo de mantenimiento especial.
  • Valla blanca de acero inoxidable: es una de las opciones actuales más modernas. Su estética es perfecta para un jardín de estilo contemporáneo. También es muy resistente a los cambios climáticos.

LA TRADICIÓN DE LA MADERA

La madera es el material mejor considerado para una valla blanca. No requiere de mucho mantenimiento y la elegancia de su color la convierte en un elemento muy vistoso e indispensable en una zona al aire libre.

Para tu apreciado jardín puedes elegir entre una mini valla blanca con una función meramente decorativa o una valla blanca grande y alta para protegerte de miradas no deseadas y conseguir un aislamiento completo. Estas últimas normalmente están acompañadas de coloridas y llamativas plantas y flores al más puro estilo shabby chic.

Una valla blanca clásica está formada por una serie de tablones o estacas de madera colocados en vertical y horizontal, terminados en punta o en forma redondeada. Este tipo de vallas, además de enmarcar preciosos jardines particulares, podemos encontrarlas en recintos públicos donde la seguridad es muy importante, como las zonas de juego de los parques infantiles o los cercamientos de piscinas exteriores.

Si quieres cambiar la estética de tu casa o necesitas consejos para decorar tu espacio preferido, en Westwing encontrarás las mejores ideas. ¡Regístrate y únete al mundo de los home lovers!