Valla verde

Valla verde

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Valla verde:la guía Westwing

Cuando pensamos en la naturaleza, el primer color que nos viene a la cabeza es el verde. Es el color de la montaña pero, a veces, también del mar, sobre todo en las tonalidades que más se acercan al azul. Si tienes jardín, probablemente te gustará completarlo con una valla verde. Aunque ésta también puede quedar genial en terrazas e incluso en interiores, como separador de espacios en decoraciones artísticas y de estilo bohemio.

Descubre las claves para combinar los colores y elegir los mejores accesorios y muebles para tu jardín. En Westwing te mostramos los mejores trucos para que tu casa inspire comodidad y diseño, todo con aires desenfadados. Sigue leyendo y descubre cómo sacar el máximo partido a tu valla verde.

VALLA VERDE: DISIMÚLALA CON ENREDADERAS

Las vallas, tanto en la terraza como en el jardín, son una parte del mobiliario esencial. Nos ayudan a preservar nuestra intimidad, protegiendo a los nuestros de miradas indiscretas, y al mismo tiempo embellecen el entorno. Una valla verde, además, es ideal  para incrementar la sensación de frondosidad cuando decidimos teñirla de enredaderas. Puedes pintarla del mismo tono que la planta que hayas elegido o de un verde algo más suave o más subido para generar contrastes.

La valla verde también te ayudará a resguardarte del frío. Especialmente puede ser útil en los meses de invierno, cuando el viento sopla con más fuerza. Puede que con ella no tengas que renunciar a esos deliciosos momentos de relax en la terraza justo cuando el sol pega más fuerte. Un aspecto a tener en cuenta cuando se apuesta por la valla verde es el color del resto de muebles. Quedarán muy bien los de madera o colores terrosos. Aunque también te puedes atrever con colores llamativos, como fuxias, naranjas, amarillos o verde pistacho…

DECORA TU VALLA VERDE CON FLORES DE COLORES

Otra opción decorativa que seguro que te encantará es vestir tu valla verde con flores de colores. Elígelas de tonos distintos. Con el verde, quedan de maravilla los fuxias, rojos y naranjas, pues realzan el contraste y aportan ese plus de vida y alegría a tu jardín. Puedes incrementar todavía más el efecto pintando las macetas de esos mismos u otros colores. Aunque si lo tuyo es la discreción, quizá prefieras elegir flores blancas, azules o moradas y pintar las macetas del mismo verde que la valla.

Hay estilos de decoración de interiores en los que una valla verde tipo celosía puede quedar muy bien como separador de espacios. Estamos pensando en salones o dormitorios boho y también los de tendencia mediterránea, puesto que ambos suelen utilizar el verde en sus composiciones.

¿Buscas más inspiración para aprender a decorar tu valla verde? Sigue la guía de estilo de Westwing y toma nota de los consejos de nuestros expertos. Encontrarás un sinfín de trucos en interiorismo y decoración.