Vallas de cristal

Vallas de cristal

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Vallas de cristal:la guía Westwing

Delimitar tus espacios de una manera sutil y elegante nunca había sido antes tan fácil. Con unas vallas de cristal no crearás ninguna barrera visual y podrás disfrutar de los preciosos paisajes que tienes delante de tu casa. ¡Es toda una tendencia! Aprovecha tu oportunidad para renovar tu jardín y olvidarte de los obstáculos que no te permiten captar la amplitud de los espacios.

La aplicación del cristal como elemento constructivo es relativamente novedoso y todo un descubrimiento en casas con estilos modernos. En Westwig te damos las claves para que te decidas por unas vallas de cristal. ¡Déjate inspirar!

VENTAJAS DE UNAS VALLAS DE CRISTAL

No tienen ningún secreto pero ha sido todo un hallazgo. Estas vallas están construidas en cristal acrílico de tal manera que ofrecen una gran resistencia a los golpes.

La utilidad de las vallas de cristal es indiscutible ya que permiten acotar una determinada superficie y diferenciarla de otro espacio. En este sentido, las vallas de cristal se utilizan sobre todo como elemento de seguridad en las piscinas. El hecho de rodear este espacio con cristal permite disfrutar de las vistas de la piscina pero también impide que los niños pequeños caigan al agua.

Funcionalidad y estética van de la mano cuando hablamos de vallas de cristal. Además, son prácticas y fáciles de limpiar ya que su superficie lisa permite que estén impecables en un periquete.

VALLAS DE CRISTAL: ESTILO MINIMALISTA

¿Quieres que tu jardín luzca sin belleza añadida? Unas vallas de cristal son perfectas para jardines que buscan la pureza en las formas. Se trata de espacios sencillos y bien estructurados que guardan unas proporciones equilibradas y solo aceptan aquellos que es esencial.

En este sentido, la distribución de las zonas queda muy bien diferenciada: un espacio para las plantas y los arbustos colocados de una forma ordenada, la piscina a un lado con sus vallas de cristal y por último, un área de descanso con unas tumbonas blancas será más que suficiente.

Los materiales que tienen cabida son, a parte del cristal, la piedra y el mármol de la piscina. Colores neutros que no desentonan entre sí y que mantienen esa pureza tanto en el diseño como en la decoración.

Este tipo de looks son propios de construcciones modernas. Casas en la playa de líneas rectas que  quedan perfectamente complementadas con un jardín de estética minimalista. Todo un conjunto que invita al relax y al descanso del cuerpo y de la mente.

Si quieres saber más trucos sobre cómo combinar unas vallas de cristal ¡regístrate en Westwing y descubre un sinfín de ideas!