Vallas

Vallas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Vallas:la guía Westwing

Si disponemos de un jardín en nuestra casa o incluso de una terraza, nos gusta disfrutar de nuestro tiempo libre y nuestra privacidad, lejos de las miradas indiscretas de nuestros vecinos o incluso de los transeúntes. Las vallas son la solución perfecta para mantener nuestra intimidad, además de que se trata de un elemento que puede darnos un extra de seguridad, sobre todo si en nuestra familia tenemos niños pequeños. En Westwing queremos que nuestros clientes se sientan cómodos en su propia casa y puedan disfrutar de cada espacio de su hogar con total libertad. No sólo las vallas nos permiten que nuestros quehaceres diarios permanezcan dentro de nuestra vivienda, sino que las cortinas, los estores o los visillos también nos ofrecen privacidad. Las vallas no tienen por qué ser un elemento de cemento armado, que haga que nuestra casa pierda todo su glamour, sino que existen innumerables diseños y estilos.

Las vallas no solo le ofrecen privacidad e intimidad, sino que podemos utilizarlas también como elementos decorativos para darle un toque único y personal a nuestra vivienda.

Materiales para vallas

Cuando tomamos la decisión de instalar una valla en nuestro hogar, tenemos que elegir el material adecuado para la valla. Los materiales más solicitados para una valla suelen ser la madera y el metal, pero también podemos optar por paneles ya preparados, que no requieren una instalación demasiado complicada. Además, este tipo de paneles se pueden adquirir en distintas medidas y formas, para que podamos encontrar fácilmente la valla que mejor se adapte a las características de nuestro hogar.

Vallas de bambú: se trata de una buena manera de crear una valla natural, que además de ofrecernos intimidad, no requiere instalación. Lo único que se debe tener en cuenta al plantar una valla de bambú, es que puede llegar a crecer de manera excesiva, por lo que se recomienda colocar adoquines a su alrededor. El bambú es una planta de crecido rápido, por lo que no tendrá que esperar demasiado para obtener el resultado deseado para nuestra valla.
Vallas de estilo rústico: si queremos que nuestra valla nos recuerde a los cercados que se utilizaban en el lejano oeste para proteger al ganado, podemos optar por colocar unos troncos más gruesos de manera vertical, para que hagan de soporte, y unos troncos más finos de manera horizontal para crear la valla.

Diferentes tipos de vallas

Dependiendo del lugar donde las vayamos a colocar, en el jardín delantero o el trasero, elegiremos un tipo de valla u otro. En el caso de los jardines delanteros, no queremos que la valla sea el centro de atención y que desvíe la vista de nuestra preciosa casa, por lo que es más habitual optar por vallas con una estructura abierta. En el caso de los jardines traseros, una buena idea sería colocar setos, arbustos  o incluso enredaderas que nos ayuden a disimular las vallas y nos ofrezcan un extra de cobertura.

Vallas de jardín de madera

vallas de madera

Tradicionalmente las vallas de madera han sido siempre la opción preferida para cercar jardines y espacios al aire libre. Aparte de ser un material económico y relativamente abundante, las vallas de jardín de madera confieren siempre un aire rústico y natural muy codiciado para el exterior.

Otra ventaja de las vallas de jardín de madera es la facilidad con la que podemos cambiar su aspecto. Desde un simple barnizado hasta la más elevada expresión artística, una valla de madera se puede convertir en el mejor lienzo para darle un toque personal a nuestra casa. Libera al artista que llevas dentro y plasma tu imaginación en las vallas de jardín.

Vallas de jardín con setos

Vallas de jardín con setos

Ya en películas como Alicia en el País de las Maravillas hemos podido ver el efecto paisajístico tan positivo que pueden tener los setos y los laberintos en un jardín. Unas vallas de jardín con setos naturales ofrecen una protección total ante vecinos fisgones, sin necesidad de mobiliario y además acercan a nuestra casa aún más la naturaleza. ¿Sabes ya que plantas se adaptan mejor para tus vallas de jardín?

vallas de setos

  • Cipreses: estos árboles ya cuentan con una presencia especial en la literatura gracias a poetas como Antonio Machado o García Lorca. Estos árboles le darán un toque sobrio a tus vallas de jardín y son además ideales para climas más secos.
  • Adelfas: la mayor ventaja de las adelfas es las flores coloridas que brotan en primavera. Si bien estos arbustos para vallas de jardín necesitan abundante agua, también pueden aguantar altas temperaturas con facilidad.
  • Seto artificial: es cierto que no son igual de naturales que los otros setos, pero estas vallas de jardín también aportarán ese toque tan natural sin necesidad de unos cuidados muy intensivos.

Disfrute de todas las ventajas de su jardín sin tener que preocuparse de que sus hijos pequeños o sus mascotas salgan del recinto de la casa y corran algún peligro. Olvídese de sus vecinas cotillas y de los mirones que pasan por la calle colocando unas vallas alrededor de su propiedad. Existen innumerables variantes para proteger su privacidad y la de su familia. ¡Déjese inspirar por los consejos de nuestros mejores expertos en diseño!

vallas de metal

Próximas campañas