Vaso de vino

Vaso de vino

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Vaso de vino:la guía Westwing

Llegar a casa tras una larga jornada trabajo y poder relajarnos en el sofá con un vaso de vino es uno de los mejores placeres de la vida. Muchos no podemos imaginarnos una comida familiar de domingo o una charla con amigos sin un vaso de vino tempranillo o una copa de tinto; si se consume con moderación, ayuda a socializar y a vencer la timidez. Ya sea para tomarlo a solas o en compañía, no nos pueden faltar todos los accesorios necesarios para servirlo.

En Westwing nos encanta tener un lugar para cosa y cada cosa en su lugar; las bebidas no son una excepción, ya que podemos encontrar vasos específicos para cada una: vino, sidra, agua, cerveza... En nuestra tienda online podrás encontrar distintos modelos de vasos, así como copas, neveras para vino, botelleros y todo lo necesario para disfrutar de una gran velada y de un buen vaso de vino.

LOS BENEFICIOS DE UN VASO DE VINO

Numerosos estudios han llegado a la conclusión que la dieta mediterránea es muy beneficiosa para la salud: ayuda a prevenir la obesidad y las enfermedades cardiovasculares, es rica en fibra y vitaminas y baja en grasas. Dentro de la dieta mediterránea, uno de los pilares fundamentales es el vino: esta bebida es rica en polifenoles, que son antioxidantes. Se ha demostrado que un vaso de vino al día combate la hipertensión y el envejecimiento celular, favorece la digestión, ayuda a prevenir enfermedades de las encías y reduce el riesgo de caer en depresión.

Solemos asociar el vaso de vino o chato con nuestros abuelos y las tabernas a las que solían acudir; sin embargo, en Westwing creemos que es un tipo de vaso perfecto para cada casa, ya que nos da la medida justa de vino. Al ser de dimensiones reducidas, un vaso de vino no representa un consumo excesivo de alcohol, por lo que no tenemos de qué preocuparnos.

CÓMO ELEGIR Y SERVIR UN VASO DE VINO

El material y color del vaso de vino deben permitirnos apreciar las cualidades del caldo; por eso, es preferible que sea transparente, no muy pesado y fino, ya que el grosor influye en cómo se percibe el vino. Tenemos que tener en cuenta que no todos los vinos deben servirse en vaso; el dulce, el moscatel, el vino de Jerez, etc. sí son apropiados para el tamaño y forma del vaso. Para transportarlos, escoge una bandeja que sea ligera pero estable y recuerda que no debes llenar mucho el vaso de vino. ¡Recuerda brindar a la salud de tus invitados!

Próximas campañas