Vasos de tubo

Vasos de tubo

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Vasos de tubo:la guía Westwing

Cada bebida cuenta con un vaso específico que hace que la experiencia se disfrute mucho más. Al igual que no serviríamos una cerveza en una taza de café o un café con leche en un vaso high ball, las copas también se merecen un vaso diseñado para ellas.

En Westwing tenemos todo lo que necesitas para organizar las mejores fiestas. Entre nuestras campañas podrás encontrar los mejores vasos de tubo, vasos de chupito, high ball, de balón y cocteleras, además de encontrar en nuestros artículos la inspiración que necesitas para celebrar una fiesta inolvidable, ya sea con una fiesta años 20, mexicana o de carnaval en casa de inspiración mexicana.

Vasos de tubo: un clásico en los bares

Hoy en día muchos se han sumado al grupo de los detractores de estos simpáticos vasos y su popularidad se ha podido ver mermada ante sus hermanos más modernos como los vasos high ball o las copas de balón. No obstante, para los amantes de las tendencias más kitsch y enemigos del “snobbismo”, los vasos de tubo no han perdido su encanto.

Si bien deberíamos hacernos con algunos vasos y copas de diseño para las ocasiones más especiales, unos vasos de tubo es algo que no debería faltar en ninguna alacena. Además, ¿quién dijo que los vasos de tubo eran copas aburridas?

Estas copas se pueden encontrar en una amplia variedad de formas y diseños para aportar una nota de color a cualquier sobremesa. Los juegos de vasos de tubo en los que cada vaso tiene un color distinto resultan muy útiles para cuando hay muchos invitados y queremos distinguir el vaso de cada uno.

Vasos de tubo: la copa del Tom Collins

Como hemos dicho antes, toda bebida que se precie tiene su vaso específico y viceversa y los vasos de tubo no iban a ser menos. El nombre inglés para esta alargada copa es el de vaso Collins. Este nombre lo recibe del cóctel Tom Collins, para el que los vasos de tubo son los recipientes obligados. Te explicamos cómo preparar un refrescante Tom Collins para enseñar a tus invitados que no todo se sirve en high ball.

Para un Tom Collins añadiremos primero la ginebra y zumo de limón exprimido a un vaso de tubo hasta completar la mitad del recipiente. Acto seguido incorporamos de dos a tres cucharadas de azúcar y, sin olvidarnos del hielo, rellenamos el resto del vaso de tubo con soda. Como decoración podemos añadir un trozo de piel de limón al filo de la copa.

Descubre en Westwing el vaso perfecto para disfrutar de cada bebida como nunca.

Próximas campañas