Vasos

Vasos

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Vasos:la guía Westwing

Cualquier bebida sabe mejor si la bebemos en un vaso. En el vaso, el agua adquiere la consistencia y frescura adecuada, mientras que una copa de vino lo dota de una mayor elegancia, color y sabor. Para cada tipo de vino encontramos un tipo de copa diferente, según se trate de un vino tinto, blanco o espumoso dispondremos de la copa adecuada para ensalzar sus virtudes. Las cervezas también requieren vasos especiales, más grandes, así como cada tipo de alcohol tiene su tipo de vaso o copa ideal que se adapta a sus propias necesidades, de ventilación o temperatura.

En Westwing te hacemos un recopilatorio de los vasos adecuados para cada tipo de bebida. Porque beber es uno de esos pequeños placeres que necesitan disponer de los elementos adecuados. ¡Descubre más en el siguiente artículo!

vasos

VASOS DE AGUA, REFRESCOS O ZUMOS

Ya sea para el agua natural o con gas, refrescos o zumos, hay modelos de vasos en diferentes formas y tamaños. La elección del vaso está relacionada con la cantidad que se desea tomar, así como el tipo de mesa o el tipo de evento en el que van a servirse. Los vasos de agua pueden ser altos y estrechos, o bien bajos y anchos. Así distinguimos vasos para ocasiones especiales de aquellos que usamos en nuestra vida diaria. Los vasos diferencian también el estilo del local: en los bares encontramos vasos más comunes, mientras que los restaurantes intentan adaptarlos al estilo que ofrecen. Elige entre vasos con líneas simples o con formas complejas, con decoraciones especiales, con impresiones, hasta el tipo de vidrio y su color. Algo tan simple como un vaso resulta finalmente un elemento decorativo, distintivo y de calidad muy importante. Si tu cocina tiene los muebles verdes, ¿qué tal si eliges vasos de cristal verde? Seguro que resalta la vida de tu cocina.

BEBIDAS ALCOHÓLICAS, LICORES Y CÓCTELES

La clave para disfrutar un refrescante y delicioso cóctel es la mezcla correcta de sus ingredientes, y para ello debe servirse en su vaso adecuado. Si requiere mucho hielo, como el mojito, necesitaremos un vaso ancho, mientras que si es muy sutil, como el Mai Thai, será preferible una copa. Sea cual sea tu cóctel favorito, seguro que sabe mejor en un buen vaso.

Por otra parte, cuando mezclamos bebidas alcohólicas con refrescos, lo que llamamos comunmente “cubatas”, necesitamos un vaso largo, ideal para mezclar la cantidad justa de hielo y mantener tu “long drink” siempre fresco. Es el vaso típico que vemos siempre al pedir nuestro ron con cola, ginebra con tónica y todas las combinaciones que ya conocemos.

Existen otro tipo de bebidas que requieren de sus vasos típicos, como por ejemplo, la copa de Martini famosa por las películas de James Bond o el vaso de Whisky ancho y bajo para mezclar bien con el hielo. Y en esta categoría podemos clasificar también a los licores, que requieren vasos más pequeños pero también un poco de hielo, ¡el alcohol sabe mejor fresco!

vasos

COPAS DE VINO BLANCO Y DE VINO TINTO

Para beber un buen vino, no se bebe en un simple vaso, sino que se requiere tener una buena copa. Y para ello deben distinguirse entre copas de vino blanco y de vino tinto. El vino blanco se bebe a temperaturas frescas y, es por ello, que las copas de vino blanco se caracterizan por ser más estrechas y más finas, ideales para que el vino mantenga su frescura durante más tiempo. Por su parte, el vino tinto, debido a su tipo de uva, sabe mejor cuando está en contacto con el aire, y las copas de vino más grandes y anchas le permiten un mayor contacto con el aire, además de poder agitarlo para oxigenarlo.

COPAS DE CHAMPAGNE Y VINOS ESPUMOSOS

A diferencia de las copas de vino tinto y blanco, las de champagne y vino espumoso son más pequeñas, alargadas y estrechas. Comúnmente tienen forma de flauta. Hay que tener en cuenta que estas son bebidas con gas que se beben frescas y es por ello que la forma de flauta es preferible a la copa tradicional, más alta y ancha, esta forma que consigue que mantengamos su frescura y sus burbujas durante más tiempo permitiéndonos disfrutar de todo su aroma y efervescencia.

Además de por sus propiedades, se dice que la inspiración de este tipo de copas viene de una larga tradición y su forma se modeló según las formas de los senos de las grandes damas francesas como María Antonieta y Madame Pompadour.

LA JARRA DE CERVEZA

La cerveza es una bebida que, como las anteriores, requiere de un tipo de vaso para su mayor disfrute. Hay vasos específicos para cervezas de trigo, mientras que las rubias son más versátiles y pueden servirse en una gran variedad de vasos, jarras, tazas… Además, en el caso de la cerveza, el tipo de vaso suele ser más una tradición regional que una norma general, dependiendo de nuestra situación geográfica o incluso del bar o restaurante donde nos encontremos.

La elección de la jarra de cerveza depende, primero, del tipo de cerveza, después de la cantidad y, por último, de nuestra elección personal. Generalmente tomaremos una caña en una copa, una cerveza de trigo en una jarra grande con asa y para el resto de cervezas escogeremos el vaso que más nos guste o bien el que tenga el local en el que nos encontramos, es muy subjetivo. La característica en común que deben tener los vasos de cerveza es que sean lo suficientemente anchos para poder mantener el equilibrio adecuado entre la espuma y el líquido, disfrutar su aroma y, por supuesto, ¡para poder disfrutarla con nuestros amigos!

VASOS DE CHUPI

Todos sabemos qué son los vasos de chupito, y ¿a quién no le parecen divertidos? Elige tus vasos de chupito para alegrar tus fiestas, sácalos y sorprende a tus amigos, cuando se tiene una sonrisa todo sabe mejor, ¡no saques vasos de plástico! Ten listos tus vasos de chupito con estilo, de colores o del diseño que más te guste y que mejor combine con el resto. Elige tus vasos de chupito y ¡que empiece la fiesta!

vasos