Ventanas de hierro

Ventanas de hierro

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Ventanas de hierro:la guía Westwing

Muchas personas que viven en una casa con planta baja deciden instalar ventanas de hierro por seguridad, pero otras muchas lo escogen exclusivamente por su belleza. Gracias a la rigidez y robustez de su material, se pueden lograr verdaderas obras de arte.

Las ventanas de hierro están compuestas por una serie de rejas con las que se pueden crear diferentes diseños. Pero, ¿cómo sabemos cuál es el modelo que más nos conviene? Debemos tener presente varios conceptos, ¡continúa leyendo!

TIPOS DE VENTANAS DE HIERRO

Actualmente existen una gran variedad de colores y diseños de ventanas de hierro. Lo importante es que elijas las que mejor se adapten a tu vivienda por su operativa diaria y estética. Podemos encontrar dos clases:

  • Fijas: las rejas se instalan en el hueco de la ventana o en la fachada. Según el estilo, suelen tener precios más elevados pero, a su vez, son las más bonitas. También son las más seguras ante un robo.
  • Correderas o de ballesta: la instalación es similar a la anterior, pero se consideran menos seguras porque se pueden abrir lateralmente. Son más funcionales, pero estéticamente pierden encanto.

CONSEJOS Y CUIDADOS

Uno de los inconvenientes más frecuentes que nos encontramos en las ventanas de hierro es el miedo a que se deterioren con el paso del tiempo. Inevitablemente están a la intemperie, pero puedes alargar su mantenimiento si, por ejemplo, las eliges galvanizadas o las proteges un barniz antioxidante transparente.

De todas maneras, sigue nuestros consejos para que tus ventanas de hierro se conserven siempre en buen estado:

  • Ventanas de hierro nuevas: lo único que debes utilizar para limpiarlas es un paño con agua y jabón neutro. Algunos expertos también usan algodón con alcohol o unas gotas de aceite para lubricar.
  • Ventanas de hierro con pequeña corrosión: si el color marrón empieza a invadir tus rejas es indicio de corrosión. No te preocupes. Para eliminarlo, debes pasar un cepillo de cerdas metálicas o frotar con lana de acero.
  • Ventanas de hierro con corrosión: en este caso, si la reja está muy descuidada, necesitarás de la ayuda de un profesional o de herramientas específicas como un taladro eléctrico con un cepillo de acero o un microtorno con cepillo de púas. Después de este mantenimiento tendrás que pintar.

Ahora ya dispones de las claves principales para escoger con criterio unas ventanas de hierro apropiadas a tu estilo de vida. Si quieres decorar una casa con personalidad, ¡sigue todas las recomendaciones que te ofrece Westwing!