Ventanas francesas

Ventanas francesas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Ventanas francesas:la guía Westwing

Imagínate un lugar emblemático donde observar un paisaje idílico, leer una interesante novela o disfrutar de una cena inolvidable a la luz de la luna. Las ventanas francesas pueden ofrecer eso y mucho más. Eso sí, cada una tiene su lugar especial y su atractivo, si sabes sacarle partido. Por lo general, debes evitar que los elementos que las rodean interfieran en la luz que trasmiten.

Dentro de los estilos más considerados en el mundo de la decoración, las ventanas francesas destacan por su estilo y funcionalidad. Siguen unos patrones muy bien definidos normalmente delimitados por unos marcos de aluminio o madera. ¿Quieres conocer más detalles? Te lo explicamos todo a continuación.

CARACTERÍSTICAS DE LAS VENTANAS FRANCESAS

Se cree que las ventanas francesas se comenzaron a fabricar en la época del Renacimiento, a finales del siglo XVII. En los inicios, los marcos llegaban hasta el suelo ya que se buscaba la mejor manera de adquirir luminosidad para las estancias.

Y es que, una de las particulares más notables de las ventanas francesas es que permiten un amplio paso de luz natural en las habitaciones.

Por su estilo ornamental, las ventanas francesas son consideradas, en muchas ocasiones, como un elemento más de decoración. Suelen estar presentes en los hogares residenciales con acabados de tipo colonial. Están compuestas por varios paneles ensamblados de vidrio con forma de cuadrado o ángulo. Con esta unión, se consiguen unas ventanas francesas con una estética muy sofisticada.

HABITACIONES LLENAS DE LUZ

Gracias a la gran cantidad de luz que dejan pasar, las ventanas francesas tienen el potencial de hacer que una zona pequeña parezca más grande. Además, cambian completamente la sensación de una estancia sin tener que pasar por una gran renovación. Te ofrecemos varias propuestas para incorporar este tipo de ventanas en las diferentes habitaciones de tu casa:

  • En el despacho: opta por una mesa moderna y una butaca con respaldo bajo para que no tape la entrada de la luz. Convertirás esta habitación en un espacio agradable  donde podrás trabajar con tranquilidad.
  • En el salón: si no dispones de mucha amplitud, las ventanas francesas son la solución perfecta. Elige unas cortinas livianas que te permitan lograr un ambiente muy acogedor.
  • En la cocina: logra un luminoso office donde poder desayunar o comer con tu familia mientras disfrutas de unas increíbles vistas.

En Westwing puedes encontrar multitud de opciones para decorar tu casa con ventanas francesas con mucho glamour. ¡Regístrate en nuestro club de compras!