Ventiladores

Ventiladores

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Ventiladores:la guía Westwing

Cuando llega el verano intentamos siempre escapar del calor como sea, los más afortunados pueden ir a la playa y refrescarse con el agua del mar o la suave brisa marina, otros viven cerca de la montaña o de algún lago, donde también se puede uno refrescar, pero, ¿qué pasa con la gente que se queda en las ciudades? No todos tienen la suerte para escapar del sofocante calor de las ciudades y por suerte para ellos existen los ventiladores. En Westwing también pensamos en la gente que tiene que quedarse en casa durante el verano y para ello ofrecemos una amplia gama de ventiladores en distintos estilos y diseños, para que se adapten a la perfección a todas las estancias de su hogar y le den un toque de elegancia y de frescor. Además de ventiladores podrá encontrar más información y preciosos abanicos y otros productos para disfrutar en el verano como barbacoas y bancos de jardín en la tienda online de Westwing.

El aire purifica el alma y, ¿por qué no?, también las estancias. Desde tiempos inmemoriales las personas han tratado de evitar y escapar del calor, especialmente en los cálidos países mediterráneos y un ventilador puede aportar un poco de aire fresco en esos días calurosos.

 

¿VENTILADOR O AIRE ACONDICIONADO?

Cuando nos planteamos el tema de refrigerar una estancia en nuestro hogar siempre nos surge la duda de si instalar un sistema de aire acondicionado o nos bastará con unos ventiladores. La elección no es fácil y debemos tener en cuenta numerosos factores para decidirnos.

Una de las principales diferencias entre un ventilador y el aire acondicionado es el precio. El sistema de aire acondicionado es un sistema bastante más complejo por lo que en general tiene un precio más elevado, mientras que en el caso ventilador, al no hacer falta instalarlo, nos bastará con comprar el aparato.

Los ventiladores, a su vez, son productos mucho más ecológicos. Un ventilador consume notablemente menos energía que los aires acondicionados, pudiendo permitirnos mantener el ventilador encendido durante bastante tiempo y nuestra factura de la luz seguirá siendo inferior que si usamos con frecuencia el aire acondicionado.

El ventilador es también menos perjudicial para la salud. Esto no quiere decir que el aire acondicionado sea perjudicial o dañino, pero como hay que cerrar las habitaciones, el aire de refrigeración que produce el aire acondicionado permanece en la habitación y si lo ajustamos a una temperatura fría podemos coger un catarro o un resfriado. Por otro lado, los ventiladores mueven el aire refrigerando la temperatura de la habitación pero a su vez ventilándola.

TIPOS DE VENTILADORES

Una vez que nos hemos decidido por el ventilador en lugar del aire acondicionado, tenemos que escoger el tipo de ventilador que queremos para nuestra estancia, de entre los muchos tipos que hay disponibles.

• Ventilador de techo: los ventiladores de techo son uno de los tipos de ventilador más populares. Estos ventiladores resultan bastante prácticos ya que no ocupan mucho espacio, pues al instalarse en el techo podemos colocar una luz también y tener a la vez iluminación y ventilación. Otra ventaja de estos ventiladores, es que al ir colocados en el techo, en el centro de la estancia, reparten el aire frío de igual manera y refrigeran la estancia en su totalidad.

• Ventilador de pie: los ventiladores de pie ofrecen también numerosas ventajas. Al ser portátiles, podremos colocar el ventilador en la estancia en la que estemos en ese momento y no tener que instalar uno para cada habitación. Estos ventiladores suelen tener la cabeza regulable, por lo que tienen un gran alcance de ventilación y pueden ventilar una sala de tamaño medio a grande.

• Ventilador de sobremesa: estos ventiladores son ideales para un uso personal. Este ventilador se puede colocar en la mesa en la que estemos trabajando y refrigera el aire directamente delante de nosotros. Como estos ventiladores suelen estar al alcance de los niños, es importante que tengan un método de seguridad, como por ejemplo una rejilla, para evitar que los pequeños metan los dedos dentro.

Olvídese de esos sofocantes días de verano gracias a los ventiladores. El ventilador es un método práctico, cómodo y económico de escapar del calor. Los ventiladores son además un elemento decorativo más para nuestro hogar y podremos encontrar en numerosos estilos y diseños de ventilador que van desde los modelos más clásicos hasta otros con un look más étnico o rústico.