Calendario de adviento

Calendario de adviento

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Calendario de adviento:la guía Westwing

Los días se vuelven más cortos y comienza a hacer frío en la calle. Ya no es suficiente con ponernos una chaqueta de entretiempo, sino que necesitamos un abrigo, una bufanda y, en algunos casos, hasta gorro y guantes. El invierno ya está aquí entre nosotros. Además, cada vez está más cerca el uno de diciembre y llega el momento de adquirir un calendario de adviento para contar los días que quedan hasta el día de Navidad.  

En Westwing nos encanta la Navidad: las luces que adornan las calles, poner el árbol y las decoraciones en las casas, el momento de comprar los regalos… se trata de una época mágica en la que reunirnos con nuestra familia y amigos para celebrar. La Navidad está llena de tradiciones y comida típica, como comer doce uvas en Nochevieja o el turrón y los polvorones. ¡Déjese inspirar por el espíritu navideño!

Calendario de adviento: un poco de historia

Todo empezó en Alemania con la reforma de Martín Lutero, quién convirtió la Navidad en una fiesta familiar con regalos para los más pequeños. Antes, los niños solían recibir regalos el seis de diciembre, el día de San Nicolás y, tras la reforma, este día se cambió al veinticinco de diciembre. Tras esta pequeña modificación, el tiempo de espera para recibir los regalos se alargó bastante, por lo que surgió la tradición del calendario de adviento para hacer que el tiempo pasara de manera más amena.

Mientras que las familias adineradas les daban caramelos y pequeños regalos a los niños, los hijos de familias más humildes dibujaban una línea gris cada día en la puerta de su casa o colocaban una hebra de paja en el belén. Posteriormente, en 1902, se publicó en Hamburgo el primer calendario de adviento impreso. Hoy en día existen infinitas variedades de calendarios de adviento, tanto para niños como para adultos.

calendario de adviento

Calendarios de adviento originales DIY

  • Calendario de adviento con sobres de colores: podemos colocar los sobres enganchados con pinzas a una cuerda y poner un adhesivo en la apertura con un número para cada día.
  • Calendario de adviento con fieltro: siguiendo el modelo de los calendarios de adviento con chocolatinas dentro, haremos lo mismo pero con fieltro. Una de las ventajas de este tipo de calendario es que es más duradero y podemos utilizarlo durante varios años.
  • Calendario de adviento con calcetines: si queremos inspirarnos en la Navidad de EE.UU. o Inglaterra, podemos crear un calendario de adviento con calcetines navideños decorativos.
  • Calendario de adviento con platos de papel: a la hora de realizar esta manualidad también pueden participar nuestros hijos. Solamente necesitamos platos de papel, de los que se suelen utilizar para las fiestas de cumpleaños infantiles. El proceso es muy sencillo: doblamos los platos hacia dentro, como si fueran empanadillas y metemos los regalos dentro. Después solo nos falta diseñar los números y decorarlos a nuestro gusto.

El calendario de adviento es una forma original de hacer pequeños regalos cada día a nuestros seres queridos y, sobre todo, a los más pequeños de la casa, que es a los que más ilusión les hace. ¡Déjese inspirar por la Navidad!

Próximas campañas