Lavabos

Lavabos

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Lavabos:la guía Westwing

Un cuarto de baño con un diseño elegante y atractivo puede influenciar de forma positiva el resultado final de toda la casa. Los lavabos son piezas claves para conseguir un cuarto de baño elegante y funcional al mismo tiempo.

En un lavabo grande se pueden colocar perfectamente jabones y otros utensilios de uso diario. La parte superior de los lavabos suele tener un agujero, en el que instalar posteriormente grifos para el suministro de agua. Sin embargo, también es posible encontrar lavabos sin agujero superior, en los que los grifos se pueden conectar de forma diferente, o directamente a la pared.


Un arquitecto o un obrero pueden aconsejar en la elección del tipo de lavabo. Además del lavabo y los grifos, se necesitan una serie de accesorios y tuberías de entrada y salida en el lavabo. También en estos casos es recomendable dejarse aconsejar por obreros y profesionales.

Tamaño del lavabo

lavabosSe pueden encontrar lavabos disponibles en todos los tamaños, por lo que aquí es importante que la pila o lavamanos se adapte al estilo y diseño general del cuarto de baño, consiguiendo un resultado lo más armonioso posible con el lavabo. También es importante tener en cuenta el espacio disponible para instalar el lavabo. Si dispones de un cuarto de baño amplio y lo suficientemente espacioso, entonces opta por un lavabo de gran tamaño. Una buena posibilidad son los lavabos dobles, que ofrecen mucha comodidad. Esto no significa que los baños pequeños no puedan tener un diseño elegante. En estos casos, lo mejor es decantarse por lavabos estrechos. Este suele ser el caso de aseos o cuartos de baño de invitados, en los que los lavabos estrechos aprovechan a la perfección el reducido espacio. Los edificios de oficinas y los espacios públicos con lavabos elegantes y de diseño, también mejoran la impresión y aspecto general. ¡Te mereces el mejor lavabo!

Lavabos dobles

Especialmente en familias numerosas, los lavabos dobles son una opción muy cómoda y práctica. Gracias a sus dos pilas o lavamanos, este tipo de lavabos permiten que dos personas se aseen o se laven las manos o la cara al mismo tiempo, ahorrando tiempo. Esto hecho evita conflictos entre los distintos miembros de la familia que necesitan utilizar el lavabo del cuarto de baño al mismo tiempo. Este tipo de lavabos es cada vez más común en espacios públicos y edificios de despachos y oficinas. ¿Has pensado en un lavabo de diseño?

Lavabos de cerámica

La pila o lavamanos de los lavabos suele estar hecha de cerámica. Este es muy material fácil de limpiar, por lo que es muy común en otros elementos del cuarto de baño además del lavabo, como por ejemplo la ducha. Sin embargo, los lavabos también pueden estar hechos de otro tipo de materiales. Por ejemplo, el cristal o el vidrio son materiales muy finos para los lavabos. En estos casos, se deben evitar limpiadores abrasivos para la encimera del lavabo, optando siempre por productos especializados en dichos materiales. Otro material cada vez más utilizado en lavabos es el plástico. Este también requiere utilizar un producto adecuado para su limpieza. Especialmente lujosos son los lavabos con una encimera en mármol o piedra. Hay un lavabo de diseño perfecto para cada persona.

Color tiene importancia

El color más típico para los lavabos es el blanco, ya que da la impresión de higiene y limpieza en el baño. Sobre superficies blancas es muy fácil detectar cualquier mancha o desperfecto, permitiendo eliminarlos rápidamente del lavabo. Sin embargo, el color de los lavabos no siempre tiene por qué ser el blanco puro, diferentes matices y tonos de blanco son colores muy recurridos. Los lavabos de colores son ideales para destacar el cuarto de baño, y sorprender a familiares y amigos con un diseño súper extravagante.

Armarios bajos

Un armario para lavabo proporciona el espacio ideal para guardar cómoda y fácilmente toallas, jabones, o el secador de pelo. Hay una gran variedad de modelos para el lavabo: con compartimentos cerrados y abiertos, con o sin cajones integrados. Los armarios bajos se pueden fijar a la pared, o simplemente colocarlos debajo del lavabo.

Grifos

Un lavabo completo debe incluir los grifos adecuados. El tipo de grifería más común para el lavabo es la monomando. Este tipo de grifos unen el suministro de agua fría y caliente, permitiendo ajustar la temperatura del agua fácil y rápidamente. Sin embargo, los grifos con un único suministro de agua fría siguen siendo bastante frecuentes en muchos aseos y edificios de oficinas. Incluso en casas de construcción más antigua, es común encontrar el suministro de agua caliente separado del de agua fría. Hoy en día, el tipo de grifería más recomendado para lavabos es el monomando. ¡Pon unos bonitos de diseño en tu lavabo!

lavabo clásico

Estilos diferentes de lavabos de diseño

Los lavados de diseño dan lugar a cientos de ideas diferentes para elegir uno. Antes de nada, tenemos que fijarnos en el estilo que queremos conseguir porque, como en todo, dependiendo de los lavabos de diseño que escojamos, conseguiremos una clase de diseño u otro. Esta clase de lavabos no tiene una forma predefinida porque pueden ser redondos, rectangulares, cuadrados, ovalados, incluso pueden ser un bloque vertical o uno horizontal, en el que el propio bloque es el lavabo. Algunos se diferencian por:

lavabo de diseño

  • Lavabos sobre encimera: el material de las encimeras lo podemos elegir nosotros también, pero normalmente es de mármol y de colores que van del blanco al negro brillante.
  • Bloques de cerámica o mármol: a modo de bloque, esta clase de lavabo se caracteriza por su exquisita fabricación, preparada para recoger el agua ( suelen tener sensores).

Integra el resto del espacio con los lavabos de diseño

Si hemos escogido lavabos de diseño que se asientan sobre encimeras, tenemos que elegir con sumo cuidado el grifo. Normalmente, suele ser de materiales bueno, en los que el acero inoxidable de primera calidad, es la prioridad. La forma de estos grifos suele ser muy elegante y simple, a modo de caño, para darle glamour y no recargar el conjunto. Otra opción, como dijimos antes, es activar un sensor de movimiento para que se abra y se cierre el grifo.

Para poner lavabos de diseño, hay que intentar que todo el espacio esté decorado de forma similar, muy moderno y sobre todo, personalizado. Si necesitas ideas y consejos para poner a punto tu aseo, inscríbete en Westwing y deja volar tu imaginación.