Tazas de café

Tazas de café

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Tazas de café:la guía Westwing

¿Te imaginas una vida sin café?, ¡imposible! Por las mañanas, en el almuerzo, después de la comida o incluso por la tarde. El momento de tomar un café se convierte en un ritual de relax que al mismo tiempo te ayuda a mantener la energía para luego. Para estos momentos, son indispensable las tazas de café.

¿Qué sería del café sin una taza?, es difícil de imaginar. Las tazas de café han acompañado esta bebida durante toda la vida. Si te gusta disfrutar de estos momentos de relax en compañía del café, deberías disfrutarlos en las mejores tazas de café para que sea perfecto. Y si además tus tazas de café van acompañadas con platos y cucharitas, ¡todavía mejor!

Tazas de café para todos los usos

¿Tomas café o té? Si tu respuesta es café y lo tomas regularmente, podrás disfrutar el doble con unas tazas de café de tu estilo. Pero antes de optar por el modelo típico podemos hacer un pequeño análisis a las tazas de café que podemos encontrar en el mercado, seguramente te sorprenda.

En el caso de que te guste tener el café durante un rato, para echarle un sorbo de vez en cuando en vez de beberlo rápidamente, lo mejor es que pruebes las tazas de café de porcelana o cerámica de alta calidad. Estas tazas tienen las paredes lo suficientemente gruesas para guardar el calor durante un tiempo, y además puedes tenerlas en tu mesa mientras trabajas dándole un detalle decorativo extra.

Si eres de los que necesita su café rápido, por la mañana o en el descanso en la oficina, ese café que te despierta y te da energía, entonces lo que necesitas son las tazas de café grandes, para que cojan aire rápidamente, listas para tomar, ¡y tan grande como quieras!

Pero si por algo son famosas las tazas de café, es sin duda por su versatilidad, está claro que a todo el mundo le gusta el café, o el café con leche, y a todos nos gusta tener una taza bonita con la que sentirnos identificados. Por ello las tazas de café son muy utilizadas como elementos decorativos, como regalos y también como recuerdos en muchas ciudades y países turísticos. Hoy en día puedes, ¡hasta ponerle una foto a tu taza!

Tazas de café capuccino

En el capuccino la espuma es algo muy importante, cualquier experto en el tema podrá corroborar esto. Con la espuma y su aroma, uno puede perderse en la belleza de esta taza, con una apertura especial para que quepa la espuma. Estas tazas se sirven normalmente en cafeterías especializadas, para poder beberse en caliente, pero también dejar que se enfríen, ambos contrastes saben deliciosos. Disfruta de esta experiencia en tu hogar.

Tazas de café expreso

Tazas de caféEl café expreso requiere de tazas de café especialmente pequeñas y delicadas, a poder ser de cristal. Con estas tazas de café podremos observar como crece rápidamente la espuma de este café que se sirve especialmente caliente, ésta imagen es todo un clásico. Para disfrutar del expreso debes elegir las tazas con forma de tulipán si te gusta que se enfríe rápidamente, mientras que si te gusta caliente debes elegir las de pared gruesa, eso sí, ¡no te olvides de cogerlas por el asa!

Café con leche

Esta es una de las bebidas favoritas para muchas personas a la hora del desayuno. Requiere una taza grande, la misma que se utiliza para los vasos de leche. Esta bebida se puede beber fresca o caliente, aunque nunca tanto como un expreso, por lo cual puedes elegir también tazas de café sin asas.

Tazas de café para llevar

Ideal para los días con prisas y muy saludable para los días que no te apetece perder tiempo en casa. No hay nada como poder llevar tu café por la calle, un paseo hasta el trabajo, la universidad, para dar una vuelta por el campo o para llevarlo a un picnic o a la montaña, las tazas de café para llevar están hechas con acero inoxidable que ofrecen unas posibilidades térmicas que te permiten mantener el café caliente durante más tiempo.

El servicio clásico

Una mesa con su mantel bordado, las 17:00 de la tarde, unos pasteles y por supuesto, unas tazas de café, ésta es una tradición que sobrevive al paso de los años por razones más que evidentes, y es que, ¿quién no disfruta de esto?, esta pregunta se responde por si sola. Para embellecer este momento tan acogedor y hospitalario no hay nada mejor que servir el café en tazas de café acompañadas con sus platos y sus cucharitas, con detalles a nuestro gusto personal.

Y es que las cosas buenas como el té y el café, si se preparan bien, ¡están doblemente buenas!

Próximas campañas