Cuchillos para queso

Cuchillos para queso

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Cuchillos para queso:la guía Westwing

El queso es el acompañante indiscutible de un buen vino. El sabor intenso de un curado en armonía con el gran carácter de un buen rioja constituyen una verdadera exquisitez para el paladar. Por ello, un elemento que no nos puede faltar en una cata de vinos de 10 es una tabla de quesos para potenciar el sabor del tinto. Para preparar una exquisita tabla de quesos necesitarás un buen juego de cuchillos para queso.

En Westwing somos unos verdaderos apasionados del queso, desde el más vigoroso curado hasta el más tierno queso fresco, sin olvidarnos de la inconfundible personalidad de los quesos azules. Por eso en nuestras campañas encontrarás la más amplia gama de artículos pensados para todos los amantes de este delicioso producto lácteo. Encuentra también inspiración sobre cómo decorar tu cocina, desde los estilos más románticos hasta otros más modernos pasando por las entrañables cocinas rurales.

EL CORTE PERFECTO

En una cata de vinos es por supuesto importante la variedad de quesos que seleccionemos para la tabla, ya que tendremos que escoger el queso que mejor se adapte al vino que vayamos a degustar. No obstante, para conseguir una tabla de quesos ideal, el corte juega un papel fundamental. A continuación te explicamos qué cuchillos necesitas para preparar una tabla de quesos:

  • Cuchillo con agujeros en el centro: este cuchillo es uno de los preferidos por los maestros queseros para realizar cortes. Los quesos ideales para cortar con este cuchillo con agujeros en el centro son sin duda los quesos blandos, ya que sus agujeros impiden que el queso se quede pegado y así el corte será mucho más fino y limpio.
  • Lira: una lira no tiene aspecto de cuchillo realmente, pero es muy útil para cortar todo tipo de quesos. También llamadas cuchillos de alambre, las liras realizarán un corte perfecto especialmente en quesos más cremosos como el camembert.
  • Cuchillo de dos mangos: estos cuchillos son de sobra conocidos por facilitarnos la vida a la hora de cortar el queso. Cuando nos enfrentamos a un queso con una composición más dura, como la de los quesos curados, resulta muy difícil cortarlo con un cuchillo normal. Con un cuchillo de dos mangos, podemos ejercer presión a cada lado de la hoja del cuchillo y cortar el queso sin problemas.
  • Cuchillo para quesos duros: para un queso todavía más duro como el parmesano o los quesos de oveja, hay un modelo de cuchillo especial. ¡Así no habrá queso que se te resista!

Descubre en Westwing ideas y consejos para preparar una cata de vinos que dejará a todos tus invitados fascinados.

Próximas campañas