Máquinas de café

Máquinas de café

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Máquinas de café:la guía Westwing

Las máquinas de café profesionales nos ayudan a seleccionar la cantidad perfecta de café molido y la cantidad de granos exacta que tenemos que usar, además calientan el agua a la temperatura correcta y nos ofrecen la posibilidad de tomar diferentes tipos de café.

No hace falta ser un experto cafetero para darse cuenta que no todos los cafés son iguales, hay muchos factores a considerar. Asimismo también es importante el espacio en casa, y hay máquinas de café que pueden ocupar bastante espacio. En la búsqueda de la máquina de café ideal, tenemos que centrarnos en que sean completas, pero también que sean bonitas y se adapten a nuestros espacios.

 

Máquinas de café – La prueba de sabor

¿Qué es lo que hace bueno a un café? A parte de los granos y su molido, como todos piensan al plantearse esta pregunta, algo muy importante es el vertido del agua caliente. En este punto las máquinas de café nos ofrecen algo que no podríamos conseguir sin ellas, y es ofrecernos diferentes tipos de agua caliente y presiones para dar lugar a los diferentes tipos de café. Lo mejor de todo es que las máquinas de café hacen todo este trabajo que puede sonar complicado, ellas se encargan de moler el grano y ofrecerte el agua que desees simplemente apretando un botón. Distinguir las diferentes calidades de los diferentes tipos de café no es muy complicado, pero si intentamos hacerlo manualmente es muy probable que acabemos haciendo cafés demasiado amargos, aguados o con una cantidad de espuma que no corresponde, para todo ello se inventaron las máquinas de café. ¿Qué prefieres, café hecho con cápsulas o un espresso? ¡Haz que tu café tenga la mejor calidad!

Las máquinas de café

Máquinas de caféEl café existe desde tiempos muy lejanos, introducido gracias al comercio colonial. Desde entonces se han desarrollado muchos métodos para guiar al agua caliente a través de los granos del café para así conseguir los diferentes tipos. Desde las clásicas cafeteras italianas hasta las modernas cafeteras express, a lo largo del tiempo se han visto muchos modelos diferentes de máquinas de café. Hoy en día las máquinas de café están muy diferenciadas, las hay que se especializan en ciertos tipos de café y las hay que pueden hacer de todo. En este último caso podemos dividir las máquinas de café en varios tipos.

Máquinas de café manuales o de émbolo: como podemos sospechar por su nombre, estas máquinas de café requieren de nuestra mano de obra, ésta no necesita  más que bajar una leva que proporciona la presión adecuada para hacer el café. Para utilizar estas máquinas de café se requiere un poco de paciencia y también de práctica. Se trata de máquinas de café tradicionales y por ello son muy apreciadas por los expertos cafeteros. Además, por su historia implícita se han convertido en piezas “retro”, perfectas como accesorios decorativos.

Máquinas de café semiautomáticas: se trata de las máquinas de café que muchos de nosotros ya tenemos o hemos visto alguna vez en casa. Para el funcionamiento de estas máquinas se requiere también nuestra mano de obra, pero solo es pulsar un interruptor durante el tiempo necesario para que se prepare el café. Tras presionarlo para activar la bomba de agua, debemos esperar unos 30 segundos para volver a presionarlo para detenerla, ¡y café listo!

Máquinas de café automáticas: el motivo principal por el que se distingue una máquina de café automática de una semiautomática es el control del nivel del agua. En este caso será suficiente con activarla y ella misma hará todo, se enciende, prepara el café que queramos y se apaga, ¡sin posibilidades de error!

Máquinas de café superautomáticas: con este nombre tan potente no cabe duda de que estamos frente al modelo más completo dentro de las máquinas de café. Éstas incorporan un molinillo para moler el café por sí mismas y de manera exacta según el tipo de café que hemos elegido. Con solo activar el interruptor la máquina elige la cantidad de granos, la muele, la prensa, elige la mejor agua caliente y presión y nos da el café. Es el mejor modelo que hay, y evidentemente, el más caro.

Máquinas de café – más que un café

Las máquinas de café son de gran ayuda en tu día a día, disponer del café ideal cuando desees no tiene precio, es una inversión en calidad de vida. Pero además, debemos destacar su aspecto decorativo, y es que las máquinas de café siempre lucen muy elegantes en la cocina. Como siempre, en los pequeños detalles se basan los grandes logros, y las máquinas de café en las cocinas pueden considerarse más que pequeños, grandes detalles. Elige tu máquina de café ideal todas son ideales, y pon elegancia en tu cocina, ¿por qué conformarse con menos? ¡Te mereces la mejor calidad!

Próximas campañas