Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Cesta de mimbre con limones y puf amarillo

Si eres supersticioso, no es tu color. Pero si no lo eres y tu máxima es ser feliz y rodearte de energía positiva, el amarillo limón no puede faltar en tu casa. No creas que es un color demasiado escandaloso para decorar. Al contrario. Es tan versátil que puede estar presente incluso en los ambientes más elegantes y sofisticados. ¿Vemos cómo?   

Un color poderoso 

Un solo toque de amarillo puede cambiar el look de una estancia. Así es. El amarillo limón no es un color que pase desapercibido. Tiene tanto brillo, es tan intenso y alegre, que no necesitas aplicarlo en muchos muebles y complementos para que toda la estancia de un giro de 180º. Un simple cojín en el sofá, un plaid, un ramo de genista o una pequeña vitrina en amarillo limón pueden convertir una estancia, tenga el estilo que tenga, en un espacio lleno de vitalidad y mucho más juvenil.  

Combinaciones e ideas con amarillo que nunca fallan 

  1. Amarillo limón y gris claro:

    Si te gusta el estilo vintage, rodea tu mesa de sillas de distintas formas y colores. Imagínate este conjunto: una mesa de madera clara y, al rededor, sillas en gris y una amarilla. Un toque divertido muy decorativo.

  2. Amarillo limón y gris plomo

    La combinación queda especialmente bien en salones elegantes y sobrios donde reina un gran sofá tapizado en gris oscuro. Un solo cojín amarillo limón o un plaid en uno de sus brazos, y el sofá (y la estancia) ganarán luz de inmediato.

  3. Amarillo limón y negro

    Una alfombra que juegue con un estampado en negro, blanco y amarillo limón puede iluminar una habitación por sí sola. El amarillo y el blanco, en contraste con el negro, potencian su luz.

  4. Amarillo limón y azul profundo

    Una butaca orejera de estilo MidCentury tapizada en amarillo frente a una pared pintada de azul profundo crea un espacio glamuroso y acogedor para leer.

  5. Amarillo limón y blanco

    La combinación perfecta para ropa de cama, sobre todo en época primaveral o de verano.

  6. Amarillo limón y madera (oscura o clara)

    Unos tauretes amarillos acompañando una barra de madera clara en la cocina, le regalan luz y calidez.

Ideal para el cuarto de los niños 

Los dormitorios infantiles rebosan alegría e imaginación. Los mil juegos que albergan y los mil colores que tienen, lo llenan todo de diversión. En este ambiente, el amarillo limón solo hace que incrementar la energía positiva del espacio y, además, estimular la creatividad del peque, por lo que es una buenísima idea para su cuarto. Pero si la pared te parece demasiado o tanta energía le altera el sueño, hay otra opción ultradecorativa y de tendencia que les encantará: pintar su puerta de amarillo. No tiene por qué ser por entero. Puedes crear una figura geométrica y combinar amarillo y blanco, por ejemplo. Será la entrada perfecta para su alegre refugio. 

Más amarillo, más optimismo 

Si hay un color amable, que produzca alegría a la vez que serenidad, ese es el amarillo limón. Además, representa el sol y el oro, por ello los espacios decorados con él se cargan de luz y riqueza visual. En un ambiente con toques de amarillo, nos sentimos cómodos y animados. Pero también tiene otro efecto sobre nosotros, concretamente sobre nuestro estómago: el amarillo, como el rojo o el naranja, es un color cálido que nos abre el apetito, por ello, si tenemos niños a los que les cueste comer, no será una mala idea pintar o decorar el office con este color. 

Y también más sabiduría 

¿Sabías que el amarillo también simboliza la sabiduría y el entendimiento? Y hace que se agudice la percepción y la reflexión, de ahí que los espacios que contienen amarillo nos ayuden a concentrarnos y a pensar con más rapidez. Por lo tanto, el amarillo limón será un color ideal para decorar estudios o ese rincón de la casa en el que nos sentamos a esperar que la musa llegue.  

Y por último, decorar con amarillo limón ahora es una grandísima idea si eres de los que transforma la casa con cada estación. Así que juega con el amarillo limón… ¡y dile adiós al invierno y hola al buen tiempo!   

Terraza en tonos blancos con cojín amarillo