Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Sala de estar con manta amarilla

El sol nos llena de vida y alegría. El sol brilla con un color característico que nos encanta: el amarillo. Por eso, el amarillo es uno de los colores que más nos transmiten diversión y buen humor. Aunque muchos crean que el amarillo es el color de la mala suerte, nosotros no somos nada supersticiosos. Lo que sí sabemos es que temporada tras temporada el amarillo sigue siendo uno de los colores favoritos en interiorismo. Te enseñamos todo lo que debes saber sobre el color amarillo y cómo puedes combinar en casa en cualquier rincón. 

El amarillo lleva un tiempo en la cúspide de la decoración. Se ha convertido en uno de los colores populares por su alegría pero también por su versatilidad. En verano, el amarillo resalta casi como un amarillo fosforito y se mezcla con tonos como el blanco, el azul o el verde turquesa. Una explosión de color llena de creatividad y que huele a verano. Pero en invierno, el amarillo se oscurece y aparece en un tono mostaza.  

¿Qué aporta el amarillo en una casa? 

El color amarillo aporta luz y buen humor. Tanto si cuentas con espacios pequeños o pocos luminosos, el amarillo es una de las mejores alternativas. Apuesta por el amarillo en la pared, pero también a través de muebles y sobre todo accesorios. Existen más de 12 tonalidades de amarillo por lo que podrás elegir la que más te guste. Algunas de ellas son amarillo albaricoque, amarillo fosforito, amarillo girasol, amarillo limón, amarillo mostaza, beige, curry….Deja a un lado la superstición y únete al color amarillo y su frescura. Los textiles en color amarillo nos encantan en toda la gama de colores, desde amarillos más fríos hasta más oscuros.  

Una cocina en color amarillo 

Como cualquier otro color cálido, el amarillo es un color que ayuda a abrir el apetito. Por eso, muchas cocinas optan por este tipo de colores o neutros como el blanco. Los colores muy llamativos como el rojo por ejemplo generan rechazo en la cocina. Si por ejemplo, te ponen en la mesa un plato rojo difícilmente te entrará hambre. Lo mismo ocurre con los muebles y accesorios de la cocina.  

Habitaciones infantiles en color amarillo 

Además, de la cocina existen otros espacios donde el amarillo brilla. Uno de estas habitaciones es la de los peques. El color amarillo aumenta la creatividad y ayuda a crear un ambiente mucho más alegre y dinámico. Esto hará que incluso los niños aumenten su concentración y no se distraigan con tanta facilidad. Cada vez más habitaciones infantiles apuestan por el amarillo pastel combinado con fibras naturales. Añade muebles en madera y en una de las paredes incluye un papel pintado con animales salvajes. Les encantará el toque natural y en contacto con la naturaleza.