Toallas

Toallas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Toallas:la guía Westwing

Cuando salimos de la ducha, cuando vamos a la piscina, cuando nos lavábamos las manos, y en muchas más situaciones: necesitamos toallas para secarnos o para tumbarnos sobre ellas. Imagínate que sales de la piscina y tu toalla ha desaparecido: ¡no sabrías que hacer!

Las toallas las utilizamos en nuestro día a día, pero sobre todo son esenciales para utilizarlas después de nuestra ducha, ¡más de uno se queda enrollado con toallas después del baño! Y es que tienen un tacto tan genial, que nos sentimos súper bien cuando estamos envueltas en ellas.

 

Toallas de baño

Las toallas de ducha y las toallas de cortesía son esenciales en todos los cuartos de baño. ¡Todos los hogares las necesitan! Lo mejor que puedes hacer, sobre todo con las toallas de cortesía, es que combinen con el resto del cuarto de baño: imagina unas toallas de cortesía para tus invitados que combinen con tu dispensador de jabón, ¡el resultado será perfecto y les encantará tu decoración! Estas toallas están pensadas para secarse las manos después de lavarlas, principalmente. Y dado que este es un acto que hacemos con frecuencia, lo mejor es tener varios conjuntos de toallas y ponerlas a lavar con frecuencia. ¡Siempre tendremos unas listas disponibles!

Las de ducha tienen un tamaño grande, para que nos podamos secar el cuerpo totalmente después de la ducha. Deben de tener un tacto agradable para que no haga daño a nuestra piel, que no nos raspen, por este motivo las de algodón son perfectas. Además de las que tenemos para ducharnos, lo más normal es que también tengamos una para secarnos la cara, y otra en el bidé para secarte los pies cuando te los laves. Con toallas para todas las ocasiones, ¡higiene al máximo!

Toallas para exteriores

Cuando nos vamos a la piscina, a la playa o incluso de camping, ¡necesitamos toallas! Nos permiten tumbarnos en el césped y no ponernos perdidos, luego solo tienes que sacudirla para tenerla lista para cuando salgas de la piscina, ¡o para que no quede arena y te puedas secar con la tuya después de darte un baño en el mar!

Si nos vamos al gimnasio, ¡también las necesitaremos! Son esenciales para quitarnos el sudor y para secarnos después de la ducha. ¿Has escuchado alguna vez algo sobre las de microfibra? Las toallas de microfibra son geniales: ocupan muy poco espacio porque son finas, y te secan a la perfección. Son estupendas para guardarlas en tu mochila, así que si te vas de camping, además de tu tienda de campaña, ¡no debes olvidar estas toallas! Son tan geniales, que no es de extrañar que haya gente que las utilice en su día a día, ¡y las tenga en el cuarto de baño para todas las ocasiones! Puedes hacerte con unas de tamaño reducido que te sirvan como toallas de mano, ¡y otras para después de darte un baño con sales minerales!

Tipos

Hay muchos tipos de toallas, hechas de diferentes materiales, y con muchos diseños, colores y formas. Los materiales más comunes son el algodón y la microfibra, aunque también las hay de otros materiales más exclusivos como la seda. Respecto a colores y diseños, ¡hay tantos como se te ocurran! Las formas suelen ir en función de su uso, las de manos suelen ser las más pequeñas, mientras que las que utilizamos para la ducha son las más grandes. También hay toallas para los más pequeños, con formas de animales, o con sus dibujos favoritos de fondo. ¡Incluso toallas con capuchas para los más renegones! Ya sabes que a los más pequeños no les gusta el baño, pero con una de estas seguro que consigues secarlos a la perfección.

Ya sabes, unas toallas para cada ocasión son indispensables en tu casa y para disfrutar de tus días de vacaciones fuera.