¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Hamacas:la guía Westwing

¡Relájate en el aire! Esto es lo que nos proponen las hamacas. ¿No suena genial? Pues es cierto, no existe mejor manera de relajarse que en una hamaca. A todos nos vienen imágenes típicas del Caribe, con una hamaca colgando entre dos palmeras, ¡pura sensación de relax!

¿Por qué no tener nuestra propia hamaca en nuestra casa? Esta pregunta no necesita respuesta, tener hamacas en casa es pura garantía de relax. Puedes poner una en la sala de estar, en tu cuarto o en tu jardín. La pongas donde la pongas, tu calidad de vida aumentará automáticamente. Sigue leyendo y descubre en Westwing todas las posibilidades que te brindan las hamacas.

HAMACAS DE RED

Estas son las hamacas típicas de México, están hechas con apariencia de red pero con hilos de algodón para que sean mucho más cómodas. Gracias al algodón, también conseguimos una mayor flexibilidad y adaptabilidad a los diferentes tipos de cuerpo. La forma de red además es ideal para la transpirabilidad, por lo que es muy recomendable para las épocas de calor, con ellas te asegurarás un descanso fresco, muchas veces imposible en tu sofá o cama.

HAMACAS DE TELA

Estas son las primeras hamacas que se nos vienen a la cabeza. El material de las hamacas de tela, al contrario de las hamacas de red, puede proporcionarnos muchos más usos además de la transpirabilidad. Puedes tener hamacas de tela impermeables para épocas de frío, y hamacas con telas más transpirables para las épocas de calor. Además, admiten una gran cantidad de diseños, ¡ponle color a tu hamaca! Otra ventaja de estas hamacas es que son más resistentes, por lo que podemos subir de un salto o balancearnos sin tener que preocuparnos de que se rompa.

Puedes colocar estas hamacas donde quieras, y sobre todo, si dispones de un jardín vas a poder disfrutar como un niño. Pero ¡ojo! no dejes que se mojen, debido a la naturaleza de estas telas, al secarse pueden perder su flexibilidad.

SILLAS COLGANTES

Las sillas colgantes son como una hamaca, pero para estar sentado, su sensación es como la de estar sentado en una mecedora, tan cómoda como un sillón y en el aire, genial ¿no? Este tipo de sillas son ideales para cuando queremos disfrutar del relax que nos proporcionan las hamacas pero no queremos estar tumbados. Sentados se pueden hacer más cosas, leer, trabajar con el portátil o tomar una bebida.

Para instalar las sillas colgantes, a diferencia de las hamacas de red o de tela, tenemos que buscar un soporte horizontal, y evidentemente, asegurarnos que pueda resistir nuestro peso, y también el del balanceo.

Fotolia_65921802_XS

HAMACAS INFANTILES

Las hamacas, además de relajantes pueden ser muy divertidas. Por ello es muy interesante la opción de las hamacas infantiles, podemos hacer que los niños se diviertan y tengan una excusa para descansar. ¿Cuántas veces hemos intentado que nuestro niño se vaya a dormir sin haberlo conseguido? Con estas hamacas, “engañarles” será pan comido.

Podemos instalar esta hamaca en su propia habitación, formando parte al mismo tiempo de su lugar de descanso y como un juguete.

Puedes encontrarlas en muchos diseños para que el niño encuentre sus diseños favoritos y colores divertidos, pero eso si, ten cuidado y no la pongas demasiado alta ni en una zona de tráfico, ya que los niños son propicios a actuar sin pensar y debemos evitar posibles accidentes.

FIJACIÓN DE LAS HAMACAS

Este es el primer problema que nos planteamos cuando pensamos en tener una hamaca. ¿Dónde podemos ponerla? ¿Aguantará? Y, ¿cómo lo conseguimos? En primer lugar, poner una hamaca es muy fácil, y segundo, cualquier habitación vale, lo único importante es que tu espacio te inspire tranquilidad para conseguir la mejor sensación de relax posible.

Fijar una hamaca es muy simple, debemos atar los dos extremos a una superficie resistente. Las hamacas ya vienen con los extremos preparados para atarlos de una manera segura y sencilla. Átalas entre dos árboles, dos pilares, un pilar y un árbol o instala fijaciones en la pared. El siguiente paso es fijarte en que la tensión que tenga la hamaca es de tu gusto y la altura la que más te guste, y listo, ¡disfruta de tu hamaca!

Consejos para la suspensión: para poder acostarte más cómodamente en las hamacas debes fijar los extremos bien fuertes, para que con el paso del tiempo los nudos no vayan cediendo y la hamaca cambie su tensión inicial.

HAMACAS AL AIRE

Las hamacas al aire libre son la mejor opción para relajarse, combinan el aire fresco con la comodidad de las hamacas. Puedes colocarla al sol o a la sombra, cerca de las flores o de una fuente, cada uno tiene un jardín con sus puntos fuertes y a cada uno le relajan ciertas cosas, pon la hamaca en el punto que te proporcione el mayor relax.

Para este tipo de hamacas debemos fijarnos en su tejido, ya que pueden mojarse y estropearse. Por ello existen también versiones resistentes a los cambios meteorológicos. Ten en cuenta cuáles son tus necesidades y preferencias sin olvidar el tema del clima para asegurarles una larga vida.

Si no dispones de árboles o paredes en el jardín, existe la opción de instalar tus propios postes en el lugar que prefieras. Calcula todo lo que has aprendido en la sección de fijación para la altura de los postes y el espacio que necesitas.

Tal vez dispongas de sitios donde colocar la hamaca, pero están demasiado separados. No te preocupes, para esto también existe una solución. Existen cables de metal extensibles especialmente diseñados para la ocasión, acóplalos a las hamacas y podrás llegar fácilmente hasta ellos.

Disfruta y relájate en tu hamaca, tener una en tu casa ahora es posible, ¡que nadie te lo impida!

¡No esperes más y regístrate en Westwing! Así podrás seguir descubriendo sugerencias para decorar tus espacios de exterior y, por supuesto, todos los espacios interiores. La inspiración es nuestra razón de ser. Aquí vas a encontrar propuestas creativas que le van a dar un toque muy personal a todos los rincones de su casa. ¡No lo dudes más y regístrate!

Próximas campañas