Almohadas

Almohadas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Almohadas:la guía Westwing

¿Qué es lo que nunca puede faltar a la hora de dormir? Esto es algo en lo que todo el mundo está de acuerdo, las almohadas son esenciales. En pos de conseguir el mejor descanso posible a la hora de dormir es indispensable tener buenos colchones y almohadas. Existen otros elementos que te ayudarán a tener un mejor descanso, como las mantas y edredones, cada uno cumple su papel. A continuación te damos toda la información necesaria.


El rol de la almohada es esencial: el reposo de la cabeza. La elección de la almohada adecuada influirá no solo en el descanso de la cabeza, sino en el resto de los músculos de la espalda, y permitirá disfrutar de un sueño tranquilo y confortable. Asimismo, las almohadas también pueden ser utilizadas como elemento decorativo.

Almohadas – diferentes modelos para diferentes formas de dormir

Bien estés acostumbrado a dormir de lado, boca arriba o boca abajo, solo podrás disfrutar de un sueño placentero y reparador si dispones de una almohada adecuada. La cama debe ser un sitio relajante, independientemente de la postura que se elija para descansar. Para adaptarse a todos los tipos de sueño existen toda clase de almohadas, diseñadas especialmente para cubrir las necesidades particulares. Hay almohadas de diferentes formas, hay almohadas más grandes y más pesadas, que también se diferencian por el material de su relleno o por el material de su funda.

Almohadas para dormir de lado

La mayoría de las personas duermen de lado y, para ello, se necesita una almohada que se adapte a estas necesidades. Una almohada para dormir de lado tiene que tener la forma adecuada para que tanto nuestro cuerpo, como la cabeza y los hombros se adapten perfectamente en ella. La forma ideal de esta almohada es alargada, de forma que se pueda colocar a lo largo de todo el cuerpo y también poder envolverla con las piernas para que la columna vertebral quede completamente recta.

Almohadas para dormir boca arriba

Para las personas que duermen boca arriba una almohada más plana es la más adecuada. En esta posición, el cuello no debe de inclinarse demasiado para poder mantener la columna vertebral recta. Una mala posición para el cuello puede terminar en dolores de espalda, hombros, y además provocar una mala respiración y ronquidos.

Almohadas para dormir boca abajo

Muchas demandas especiales se han hecho para personas que suelen dormir boca abajo. Esta posición es bastante desfavorable para la columna vertebral y frecuentemente provoca dolores de espalda. Pese a ser la posición más complicada, también existen almohadas ideadas para mejorar el sueño de este tipo de personas.

El tamaño adecuado

Hay almohadas de diferentes tamaños para satisfacer todo tipo de demandas y hábitos de dormir. Los tamaños más clásicos son 50×70 cm, 40×70 cm, 50×80 cm y el más clásico 50×100 cm. Pero se pueden encontrar otros tipos y medidas, alargados o cuadrados. Para acompañar a las almohadas contamos con fundas, disponibles también en las mismas medidas que dichas almohadas.

Un material para cada relleno

Uno de los puntos clave a la hora de comprar una almohada es el material del que se compone. Cada material tiene unas propiedades y cada persona unas necesidades, lo más importante es encontrar la almohada con la que cada uno se encuentre más cómodo. El modelo más clásico es el de las almohadas con relleno de algodón, que además resulta relativamente fácil de limpiar. El algodón como material de relleno puede absorber una gran cantidad de humedad sin que lo notemos, por lo que proporciona siempre un descanso agradable. Evidentemente, este tipo de relleno hay que lavarlo a menudo para mantener la higiene en la cama.

La segunda opción entre los rellenos clásicos es el relleno de plumas o el relleno de plumón. Para los que les gustan las almohadas especialmente suaves y tiernas son la opción ideal. Con este tipo de relleno la almohada resulta también muy cálida. Las pegas de estas almohadas es que son bastante caras y además resultan muy difíciles de lavar.

Dentro de los nuevos tipos de almohadas encontramos las almohadas de microfibras, las cuales se han hecho muy populares por su fibra sintética y las ventajas que nos ofrecen. Este material es muy ligero, cálido y transpira muy bien, lo que lo convierte en un complemento perfecto para dormir. Son altamente recomendados para personas con alergias. Asimismo, son muy fáciles de lavar, incluso se pueden meter a la lavadora.

Existen también rellenos de materiales exclusivos como la seda, la lana o crin de caballo. En la mayoría de los casos, esta es una elección cara que no está al alcance de todos.

Para el relleno de las almohadas hay que tener en cuenta, además del material, el peso, ya que resulta crucial para la elección del tamaño. Cuanto más grande sea, generalmente se prefiere menos pesada.

Almohadas ergonómicas – la postura más adecuada para dormir

Las almohadas ergonómicas tienen un diseño especial para prevenir los dolores cervicales y garantizar una postura óptima para el apoyo de la cabeza. Favorecen la postura correcta de la columna vertical para ofrecernos el sueño más placentero y reparador posible. Generalmente, se fabrican de goma-espuma, un material especialmente ideado para amoldarse al peso de la cabeza respecto a la posición de la espalda.

No importa cuál sea tu manera de dormir, la elección de la almohada es un factor clave para el descanso y debes elegir la más adecuada para cada caso. Recuerda que: “quién mala cama hace, en ella yace” y el mundo desea un buen descanso.