Accede a las mejores marcas hasta -70%

mesa de comedor con una lámpara de diseño

¿Qué sería de la mesa de comedor o de la esquina del sofá sin una buena iluminación? En decoración, las lámparas suelen estar pensadas para crear una atmósfera mucho más acogedora. Dependiendo también del tipo de lámpara conseguiremos un efecto u otro. Te damos los mejores consejos para que puedas tus lámparas de diseño sean las auténticas protagonistas.

¿Qué debemos tener en cuenta cuando compramos una lámpara de diseño?

Si vas a apostar por una lámpara de diseño debes tener en cuenta en qué zona de la casa vas a incorporarlas. Dependiendo de la habitación para la que esté buscando iluminación, la lámpara de diseño debe ser diferente.

  • Oficina: una lámpara de diseño LED, por ejemplo, es perfecta para la zona de trabajo.
  • Zona de descanso: en el dormitorio, por el contrario, la lámpara de tener una luz suave, cálida y regulable para que siempre haya una iluminación agradable.
  • Salón: una lámpara de techo es la base para una iluminación óptima del salón. Las lámparas LED regulables, se pueden utilizar para producir una luz muy brillante y acogedora.
  • Cocina: en la cocina, debemos colocar una iluminación adicional y sobre todo encima de la encimera. Una buena opción puede ser un riel o un fluorescente.

Por regla general, una mezcla de tres fuentes diferentes produce la iluminación ideal, especialmente en el salón.

Lámparas de diseño: forma, material y color

Las lámparas de diseño que vayamos a elegir deben ser teniendo en cuenta multitud de factores: tamaño de la habitación, luz que necesitamos. Estas son algunas de las lámparas de diseño que podrás encontrar:

  • Foco
  • Lámpara de techo
  • Lámpara araña
  • Aplique
  • Lámpara de pie
  • Luz de exterior
  • Lámpara de sobremesa

Puede elegir el material que mejor se adapte al resto del espacio: metal, madera, ratán…Hemos reunido los materiales más comunes, incluyendo ventajas y desventajas:

  • Lámparas de diseño en vidrio: clásicas y elegantes, pero muy delicadas.
  • Lámpara de diseño en materiales naturales: naturales y cálidas y fáciles de limpiar.
  • Lámparas de diseño en metal: robustas y fáciles de limpiar.
  • Lámparas de diseño en plástico: asequibles y prácticas, pero no especialmente respetuosas con el medio ambiente.
Lámpara de diseño sobre el salón

También debe elegir un color que combine con el tono de tu habitación. ¿Tienes un sofá luminoso? ¿Por qué no elegir una lámpara en blanco o negro? Alternativamente, siempre puede elegir una lámpara en oro o plata según los tonos metálicos de la habitación.

Lámparas de diseño para espacios pequeños

Los espacios pequeños también pueden causar una gran impresión, no sólo con un color de pared brillante, sino también con una iluminación adecuada. Hemos reunido algunos consejos para sobre lo que debes tener en cuenta a la iluminar un espacio más pequeño:

  • Las lámparas de diseño que iluminan la parte superior de una pared hacen que la habitación parezca más alta.
  • Una sola luz desde arriba hace que las paredes parezcan más estrechas y la habitación también.
  • La luz siempre viene en combinación con la sombra. En las habitaciones pequeñas, en particular, es aconsejable centrarse en esto y, por lo tanto, dar estructura a la habitación.
  • Colocar luz en las superficies verticales también amplía ópticamente la habitación.

Lámparas de diseño LEDs: estilosas y sostenibles

Las fuentes de luz LED son de bajo consumo y apenas generan calor. Los diodos emisores de luz LED consumen hasta un 85% menos de energía y duran 20 veces más que las lámparas normales. Sus ventajas son:

  • Bajo consumo de energía
  • Buena compatibilidad ambiental
  • Sin retardo de conexión (a diferencia de la lámpara de bajo consumo)
  • Mayor vida útil

Además, de estas ventajas es importante que conozcas algunos datos técnicos de relevancia:

  • Lumen: este valor, la unidad física del flujo luminoso, mide el brillo. 1.000 lúmenes corresponden a una bombilla de 100 vatios. Aquí se puede suponer que se necesitan de 100 a 200 lúmenes por metro cuadrado para la iluminación indirecta y de 300 a 400 lúmenes por metro cuadrado para la iluminación directa.
  • Kelvin: es la unidad que se utiliza para medir el color de la luz. La luz blanca de los LEDs puede tener diferentes tonalidades, desde blanco cálido (hasta 3.300 Kelvin) a blanco neutro (hasta 5.300 Kelvin) y blanco luz diurna (mayor de 5.300 Kelvin). La luz blanca cálida con un matiz amarillento se considera cálida y la luz blanca diurna para aumentar la concentración es considerada fría.

Nuestros productos favoritos

Hemos seleccionado para las lámparas de diseño más bellas para que puedas seguir disfrutando de buena luz en casa con el mejor estilo.