Lámparas de escritorio

Lámparas de escritorio

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Lámparas de escritorio:la guía Westwing

Las lámparas y las luces aportan una luz radiante y con encanto a nuestro salón. Sin embargo, para algunas luces, la funcionalidad es lo primordial, y pasa lo mismo con las lámparas de escritorio que utilizamos.

Por supuesto,  el diseño y el aspecto también son importantes y, a menudo, también cumplen con su funcionalidad.

El que está sentado en el escritorio necesita más que buenas ideas  y buenos conceptos de trabajo, una luz adecuada y suficiente. Las lámparas de escritorio son muy importantes para conseguir un resultado bueno y saludable en el lugar de trabajo, pero se enfrentan a mayores desafíos que deben superar.

Por una parte, la iluminación no debe ser demasiado débil ya que podrías agotarte con facilidad, pero, por otra parte, tampoco debe ser demasiado fuerte ya que los ojos se fatigarían. Los requisitos para las lámparas de escritorio son que te mantenga despierto pero que también te relaje los ojos. Además, debe ser posible trabajar con el ordenador, el portátil, así como escribir a mano.

Elegir entre lámparas de escritorio puede llevar tiempo, pero todo el mundo puede encontrar un modelo adecuado. Con la lámpara correcta, ¡el trabajo se hará casi solo!

Lámparas de escritorio: enfocadas pero flexibles

Para un lugar de trabajo eficaz y agradable la iluminación ambiental es casi indispensable, pero encontrar la lámpara correcta no siempre es tan fácil, ya que tienes que considerar ciertos aspectos importantes. Los requisitos principales son proporcionalmente altos: por un parte, las lámparas de escritorio deben estar enfocadas, para que la persona tenga la mirada centrada en sus documentos, pero por otra parte, la luz debe ser flexible para permitir un trabajo también flexible.

Si vas a leer o revisar un texto impreso necesitas una lámpara para acercar el papel, pero si trabajas con un ordenador o un portátil necesitas solo una luz tenue de fondo. Los requisitos para estas lámparas de escritorio filtran según estas declaraciones, lo que debería hacer un punto de luz perfecto, pero todo el cuerpo debe moverse de forma flexible, para que puedas alejar la cabeza de la lámpara o toda ella, para que esto afecte a su pendiente.

El lugar ideal de las lámparas de escritorio

Dependiendo de lo que se esté haciendo en el escritorio, las lámparas de escritorio deben ser colocadas y enfocadas de una forma u otra. Así pues, si estás sentado en el ordenador, es recomendable que estén detrás o al lado de la pantalla y su cabeza girada, alejándola de uno mismo. El resultado es una luz indirecta muy agradable que permite que puedas trabajar perfectamente con el ordenador. Además, debes asegurarte de que la luz de las lámparas de escritorio no refleje la pantalla para que no dañe la vista. Para ello, la bombilla debe estar bien protegida.

Para colocar las lámparas de escritorio en el lugar idóneo se debe tener en cuenta si eres zurdo o diestro. Se aconseja que los diestros pongan las lámparas de escritorio a la izquierda y que los zurdos pongan las lámparas de escritorio a la derecha.

De la oficina de casa al estudio – diseño y función

En un apartamento puede haber trabajos muy diferentes, depende sobre todo de cuánta gente viva allí junta y qué requisitos tienen las lámparas de escritorio con más detalle. Así pues, es un hecho que un escritorio que se utiliza solo ocasionalmente para algo de trabajo necesita otro tipo de lámparas de escritorio, que las necesarias para un escritorio de niños o una oficina de casa, que se utiliza un día intensivo durante varias horas.

¿Tienes que buscar un escritorio y solo lo utilizas algunas veces al año, como para hacer algún documento o la declaración de la renta en el ordenador? Entonces una lámpara especial no hace falta, sino una lámpara de mesa bonita y decorativa que te proporcionará una luz suficiente y adecuada.

Si utilizas el espacio de la oficina de casa pero haces importantes trabajos y tareas, entonces sí se debe recurrir a lámparas de escritorio adecuadas que cumplan todos los requisitos de diseño y funcionalidad. Y para los niños, es una buena idea estar presente para que así puedan hacer sus deberes con calma y con una luz y una lámpara adecuadas que, al mismo tiempo, les proteja los ojos.