Alfombras amarillas

Alfombras amarillas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Alfombras amarillas:la guía Westwing

Por norma general, la decoración de nuestras casas tiende a ser en colores clásicos y poco arriesgados: el blanco, el negro, el gris, el azul claro… El resultado está muy bien, pero no sorprende ni llama la atención porque no son colores atrevidos. Si lo que quieres es dar un cambio total al aspecto de tu casa, quizás deberías empezar a pensar en grande y ampliar esa gama de colores tan limitada. ¿Qué opinas del amarillo? ¡Desde Westwing queremos animarte a que lo pruebes!

Este tipo de cambios de decoración no tienen que ser tan drásticos y simples como pintar las paredes del color en cuestión. También puedes introducir pequeños detalles que destaquen dentro de un espacio decorado principalmente con colores más sobrios. Te proponemos que introduzcas el color amarillo a partir de unas bonitas alfombras amarillas, que serán las protagonistas de la habitación a redecorar.

¿QUÉ ESPACIOS PUEDO DECORAR CON ALFOMBRAS AMARILLAS?

  • Alfombras amarillas para comedores:

Coloca una gran alfombra amarilla bajo la mesa de tu comedor y conjunta los cojines de las sillas con fundas de la misma tonalidad. Añade un bonito jarrón con girasoles amarillos como centro de mesa y obtendrás un resultado muy original.

  • Alfombras amarillas para cocinas:

Los colores cítricos, como el naranja, el verde limón o el rosa, son colores ideales para decorar cualquier cocina de estilo moderno y, además, encajan a la perfección con el amarillo. Unos bonitos azulejos de tonos cítricos variados y unas alfombras amarillas serán la combinación perfecta para tu cocina.

  • Alfombras amarillas para pasillos:

El amarillo es un color muy vistoso y alegre que animará y dará luz a cualquier zona de la casa. Decora con alfombras amarillas un pasillo o un hall oscuro y apagado para que luzca mucho más brillante.

  • Alfombras amarillas para salones:

Para decorar tu salón con estilo chic y elegante, puedes decantarte por una alfombra amarilla con destellos dorados. Nuestro consejo es que pintes las paredes de blanco o beige para que el espacio no quede excesivamente recargado.

AMARILLO Y VIOLETA: LA COMBINACIÓN ESTRELLA

Son colores complementarios y su contraste ofrece un resultado excepcional. Haz la prueba de juntarlos, por ejemplo, en el dormitorio. Coloca alfombras amarillas de una tonalidad suave, como el amarillo mantequilla, y unos cojines a juego sobre una colcha de color violeta.

Ahora que ya conoces algunos de los colores que encajan con el color amarillo, visita el club de compras online de Westwing para elegir las alfombras amarillas que más te gusten y los productos de decoración que mejor le van al amarillo. ¡Atrévete a mezclar!