Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Alfombra de lujo en tonos grises

Las alfombras visten los suelos y ayudan a dar calidez a los interiores. Pero una alfombra de lujo o de alta calidad no sólo llama la atención por su diseño, sino por lo general por sus materiales. Algunos de los materiales que podrás encontrar en estas alfombras son la lana, el algodón o incluso la piel. Te enseñamos todo lo que debes saber sobre estas alfombras:  

Qué debes tener en cuenta a la hora de elegir una alfombra

  • Alta calidad
  • Durabilidad
  • Aislación térmica
  • Posibilidad de que sea antideslizante
Como regla general, una alfombra demasiado grande hace que la habitación parezca mucho más pequeña. Sin embargo, una alfombra demasiado pequeña también puede ser una mala elección. Lo ideal es medir bien el espacio en el que queremos añadir la alfombra. Para salones grandes, debemos dejar entre 20 y 30 centímetros por cada lado del sofá. Las alfombras más pequeñas debemos utilizarlas en zonas como la cocina, el dormitorio cerca de la cama o en el baño.  
Reconocer cuando una alfombra es de buena calidad o no es fácil. Por las fibras de la alfombra se puede reconocer si una alfombra es o no de alta calidad. La mayoría de las alfombras de lujo están hechas de lana o de algodón.   
 

Ventajas de una alfombra de lana:  

  • Las fibras no se aplanan demasiado rápido 
  • Aire acondicionado 
  • Cálido 
  • Algodón 
  • Resistente a la luz y a los colores 
  • Termorregulación 
  • Dimensionalmente estable 

Cómo limpiar de forma adecuada las manchas de las alfombras

Para mantener las alfombras debemos tener una limpieza constante y también cuidado con los muebles que añadimos encima. Te recomendamos utilizar protectores de alfombras debajo de las patas de los muebles más pesados. En el caso de que manchemos la alfombra con algún alimento, debemos intentar limpiarlo lo antes posible para evitar que la suciedad quede incrustada. Si estamos ante una alfombra de lana, debemos tener en cuenta estos tips: 

  • Lo mejor es absorber primero los líquidos con un papel o un paño limpio. 
  • Aspire la suciedad seca y suelta con una aspiradora. 
  • No frotar nunca las manchas.  
  • Tratar siempre las zonas sucias desde el exterior hacia el interior. 
  • Muchas manchas se pueden eliminar con agua tibia.  
  • Si la mancha se resiste, usa un limpiador de alfombras especial y repite el tratamiento hasta que se haya eliminado la mancha.  
  • Cuando utilices productos de limpieza, enjuaga con agua y limpia de forma  cuidadosa la alfombra con un paño o una toalla de papel. 
  • Deja secar la alfombra y luego aspira el área tratada con una aspiradora. 

Qué hacer con manchas más difíciles

  1. Vino tinto: hay manchas que son mucho más difíciles de eliminar cómo el vino tinto. Para poder eliminar la mancha rápidamente utiliza un papel absorbente. Luego frota suavemente con un poco de jugo de limón. Por último, rocía con agua y dejar actuar.  
  2. Chicle: añade un poco de hielo sobre el chicle o a través de un aerosol. Utiliza luego una espátula de metal para eliminar el chicle y separarlo de la alfombra. Luego con un paño húmero quita el sobrante o la suciedad que haya podido quedar.  
  3. Manchas de cera: humedece ligeramente la mancha de cera. A continuación, coloca un filtro de café sobre la mancha y plancha a una temperatura media. El filtro de café absorberá la cera.  

Cómo limpiar las alfombras de lana 

Las alfombras de lana siempre son una buena opción, pero es cierto que debemos tener un cuidado mucho más especial con ellas. Las alfombras de fibras animales nunca deben ser tratadas con lejías. De lo contrario, perderán su elasticidad y se volverán más frágiles. Al mismo tiempo, los colores pueden perder intensidad. Por lo tanto, te recomendamos productos de limpieza especiales para lana.  

Cómo cuidar las alfombras de piel  

Para el cuidado de alfombras de piel es importante que si se ensucian tomemos nota de estos consejos:  

  • Líquidos: limpia el área húmeda con un paño seco y absorbente. Luego, una vez hayas dejado limpiado la alfombra, deja secar en el exterior de forma vertical lo máximo posible. En el caso de que la alfombra se ensucie con manchas mucho más difíciles.  
  • Sustancias pegajosas: utiliza jabón neutro y mézclalo con agua tibia. Frota la mezcla suavemente con la ayuda de una esponja por la superficie de la alfombra de piel. Deja que se vaya secando poco a poco hasta que vaya retirándose la sustancia.  
  • Eliminar los malos olores: las alfombras de piel suelen tener un olor bastante fuerte. Para eliminar este y otros malos olores, perfuma ligeramente la alfombra. Intenta hacerlo desde lejos para que no se humedezca la alfombra y el olor sea mucho peor. 

Nuestras alfombras de lujo favoritas 

Te traemos una amplia selección de alfombras de alta calidad para que puedes escoger la que más te guste. ¡Te encantarán!