aplique en un salón con un jarrón y flores amarillas y blancas

Los apliques de pared tienen muchas caras: pueden ser la iluminación principal de un exterior o de un pasillo, por ejemplo; pueden ser luces complementarias a la lámpara principal, como puede suceder en un comedor, o pueden incluso servir simplemente como acento para destacar un cuadro. Disponer de apliques es dar riqueza lumínica a tus espacios. Toma nota de todo lo que debes saber de ellos y apuesta por instalar apliques en tu casa. ¡Verás cómo cambia! 

Cinco tipos de apliques de pared para interiores 

  1. Apliques de pared con pantalla: suelen quedar perfectos en recibidores, pasillos, salones y dormitorios de estilo clásico. La pantalla ayuda a tamizar la luz del led y a generar una iluminación suave y cálida. 
  2. Focos de pared: no ofrecen una luz tan difusa sino más direccional. Normalmente poseen un brazo orientable para enfocar con el haz de luz aquello que se quiera destacar. 
  3. Bañadores de pared: ayudan a modificar la dimensión de los espacios, es decir, por ejemplo, si nuestro pasillo tiene mucha altura y queremos que se vea más proporcionado, podemos colocar bañadores a unos 50 cm de altura respecto del suelo y enfocando hacia este. Al contrario, si lo que buscamos es dar más altura a las paredes, conseguiremos que esta se vea más alta colocando bañadores en el techo iluminando la pared hacia abajo. 
  4. Apliques de pared para iluminar cuadros: en este caso, debemos elegir un aplique cuyo haz de luz ilumine todo el cuadro, no solo una parte de él. Y otro detalle a tener en cuenta: no sirve cualquier bombilla. Hay que tener en cuenta que los rayos UV pueden degradar los pigmentos con el paso del tiempo y que la temperatura de color de la luz no debe ser ni demasiado fría (por encima de 4500 K) ni demasiado cálida (entre 2500 y 3000 K) para no alterar los colores de la lámina o del lienzo. 
  5. Apliques de pared resistentes a la humedad, especiales para zonas con mucha condensación, como el baño.  

Un aplique de pared para cada estancia 

  • Recibidores: los recibidores suelen ser estancias pequeñas por lo que iluminarlas con apliques de pared, que no llenan el espacio y no roban centímetros de suelo, es una buena idea. Además, para la entrada no se necesita un haz de luz muy potente; la luz difuminada de los apliques es una buena solución para una bienvenida agradable.  
  • Pasillos: los pasillos muy largos suelen agradecer la instalación de apliques de pared porque los puntos de luz que generan compensan la sensación de estrechez, sobre todo si los pasillos carecen de ventanas. 
  • Salón comedor: en la zona de salón, no se lleva una única luz cenital que lo ilumine todo por igual; es la estancia de la casa en la que nos relajamos y esto pide una luz suave que solo se consigue a través de iluminar mediante diversos puntos de luz: desde lámparas de suelo o de sobremesa hasta apliques. Elegirlos de la misma “familia” decorativa, es decir, del mismo estilo o con los mismos materiales, ayudará a crear armonía visual.  
  • Cocina: los apliques tipo foco son perfectos para iluminar la zona de trabajo sobre la encimera (si no tenemos armarios encima) o la barra de desayunos. Una buena iluminación en el área en la que manipulamos los alimentos es prioritaria para trabajar con seguridad. Los downlights focales instalados justo encima de la zona de trabajo, con un ángulo medio o cerrado (de 20o a 30o), nos asegurarán que no nos hagamos sombra nosotros mismos. También es muy importante que la luz de los focos respete el color natural de los alimentos. Así todos se encuentran en perfecto estado de conservación o que están en el punto óptimo de cocción; para ello, la luz debe ser fría, alrededor de los 4000 K. Por supuesto, en la cocina, los focos de metal o cristal, fáciles de limpiar, son los ideales, y hay que huir de los apliques con pantallas de tela. 
  • Dormitorios: A parte de los típicos apliques de pared que acompañan la luz central en la habitación, hoy, también es tendencia substituir las típicas lámparas de mesita de noche por apliques de pared direccionables a ambos lados del cabecero ideales para leer. Existen en el mercado modelos de apliques de pared con pantalla y foco de lectura incluido. Con ellos, se obtiene una luz más suave y decorativa a través de la pantalla y una más funcional a través del foco. 

Un caso especial: los apliques de pared para el baño 

Los baños son estancias donde se condensa mucha humedad, por lo que no cualquier aplique servirá. Lo ideal es decantarse por modelos específicos con un índice de protección IP44, lo que quiere decir que resisten la humedad y el polvo. Esto, en el caso de los apliques que podemos instalar junto al espejo. Pero si estamos hablando de apliques de pared que deben ir sobre bañeras, por ejemplo, hay que asegurar un índice de protección mayor: IP65. 

¿Cuál es la potencia ideal de intensidad de luz para un aplique de baño?  Unos 200 lux en la zona de tocador y una temperatura de luz blanca neutra. ¿Y dónde es mejor colocar los apliques? Se suelen colocar o ambos lados del espejo o por encima de este. De esta manera, no provoquen sombras y nos iluminen bien el rostro para poder maquillarnos o afeitarnos sin problemas. ¿Cómo conseguirlo? La luz de los apliques debe incidir en el espejo, así, se multiplicará iluminándonos mejor y no provocará incómodas sombras.  

¿Y para el exterior?  

Los apliques de pared para exterior son otro mundo. No se puede utilizar un aplique de interior para exterior porque no resistiría las inclemencias del tiempo. Y es que los apliques de pared para exterior deben estar fabricados con materiales que resistan el sol, la humedad y la oxidación. Lo más importante es tener en cuenta el índice de protección. Veamos qué índice necesitas para cada aplique:  

  • Apliques de pared para balcones y terrazas protegidos: si no están muy expuestos a la lluvia o al viento, tendrás suficiente con apliques con un IP44. 
  • Apliques para fachadas expuestas a las inclemencias del tiempo: como mínimo elige apliques con una IP de 54. 

También debes tener en cuenta la intensidad de la luz de los apliques puesto que no necesitarás la misma cantidad de luz en una zona de relax tipo chill out que en una zona destinada a comedor de exterior. 

Ahora que ya sabes las claves para elegir tus apliques de pared, entra en WestwingNow y encuentra los que más encajen con tu estilo. Desde apliques de aire chic en dorado y con globos blancos, hasta otros de corte industrial en metal negro y con bulbos transparentes; minimalistas con formas geométricas y colores neutros como el blanco o el negro; naturales en madera; clásicos actuales en metal y con pantalla de tela, rejilla o de cristal; creativos con formas sorprendentes de animales; rústicos en madera oscura y dorado envejecido… Las opciones son infinitas. ¡Entra y da con tus favoritos! 

¡Te ofrecemos una variedad de apliques de pared a tu gusto!