Lámparas de baño

Lámparas de baño

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Lámparas de baño:la guía Westwing

La luz en el cuarto de baño tiene un gran impacto en nuestro bienestar. Todos queremos salir de casa por la mañana con la seguridad de que tenemos la misma apariencia con la luz exterior que teníamos mientras nos arreglábamos frente al espejo del baño. Hay lámparas de baño que proyectan una luz exactamente idéntica a la que nos encontramos en el exterior. La luz no es solo lo importante, también debemos considerar dónde y qué tipo de lámpara de baño queremos colocar.

 

Lámparas de baño – ¿lámpara de techo o lámpara de pared?

Las lámparas de baño más típicas son las lámparas de techo, es decir pequeños puntos que irradian luz desde el techo hacia abajo. Estos no son, por una serie de razones el tipo de iluminación más adecuada para el baño. En primer lugar, el hecho de que irradien luz de arriba hacia abajo, hacen reflejar sombras desfavorables. Ese tipo de sombras que marcan las arrugas y las ojeras y que nos bajan el ánimo desde primera hora de la mañana.

Existen lámparas de pared que reflejan la luz en distintas superficies. Este tipo de iluminación indirecta es la que mejor imita la suavidad de la luz natural, resultando así mucho más favorecedoras. Las lámparas de pared en el cuarto de baño son por tanto la mejor alternativa de iluminación en este caso.

Lámparas de baño – ¿luz fría o caliente?

La luz del día es mucho más brillante que las luces de nuestras lámparas de baño. Esta posee además una marcada tonalidad fría. Las luces de las lámparas de baño suelen ser muy brillantes pero con una tonalidad más cálida que puede, a primera vista, resultar más favorecedora. El problema es que si esta luz es demasiado cálida, al salir al exterior y estar expuestos a una luz de tonalidad fría, nuestra apariencia será diferente. Será mucho más fácil ver marcadas nuestras imperfecciones y, si nos hemos aplicado maquillaje, el resultado puede ser completamente distinto a lo que vimos bajo nuestras lámparas de baño.

¿Cúal es la solución? Optar por una luz de tonalidad neutra, es decir, ni completamente fría, ni cálida. De esta manera nos aseguraremos de vernos favorecidos tanto dentro como fuera de nuestra casa.

Lámparas de baño de diseño

Las lámparas de baño están disponibles en cualquier diseño con lo que podremos elegir la que se ajuste mejor al estilo decorativo de nuestro cuarto de baño. Dejando de lado la cuestión de estilo, los materiales más adecuados para las lámparas de baño son el vidrio, el cromo y el acero inoxidable. Estos materiales son particularmente adecuados ya que ni se oxidan, ni cogen moho con la humedad.