Delantales

Delantales

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Delantales:la guía Westwing

Si para nuestras madres y nuestras abuelas los delantales son fundamentales a la hora de cocinar, ¿por qué no iban a serlo para nosotras? Si te gusta cocinar, hacer cenas con tus amigos y familiares, los delantales son esenciales para ti, conseguirás no ensuciarte mientras cocinas, y con él, ¡te sentirás todo un chef!

Los delantales aburridos son cosa del pasado, ahora están disponibles en muchos diseños, estampados y colores: desde el más romántico hasta el más retro. ¿O prefieres delantales con frases ingeniosas?

 

¿Por qué necesitas delantales?

Los delantales son un must para cualquier cocina y gran cocinero, tan indispensables como los utensilios de cocina. Nos protegen de las manchas, así ¡no habrá mancha de tomate o de grasa que se nos acerque! Además, si te gustan tener invitados, los delantales te darán un toque especial: sentirán que están en un restaurante exclusivo. Además, imagina que haces una barbacoa de carbón con tus amigos y después os vais a tomar unas copas al puerto o al centro de la ciudad, como buen anfitrión, te gusta estar pendiente de tus invitados y seguir cocinando más comida para que disfruten de unas chuletas y de unos chorizos recién hechos; ya te has puesto guapo para disfrutar de lo que queda de noche fuera de casa, ¿qué pasa si te manchas? Con los delantales no pasará nada, ya que con ellos no te mancharás: ¡podrás seguir guapo y arreglado mientras cocinas! Como ves, son muchas las situaciones en las que los delantales te vendrán de perlas.

Con los delantales tu ropa seguirá intacta, no se estropeará y seguirá luciendo como nueva. Eso sí, no olvides que los delantales hacen que tu ropa no se ensucie pero ellos sí se ensucian, ¡tienes que lavarlos de vez en cuando para que no se quede el olor acumulado!

¿Cómo son los delantales?

Los delantales nos cubren todo el torso frontal y parte de las piernas, ¡justo hasta donde nos podemos manchar! Por la parte de detrás tienen dos tiras de tela con las que debes de hacer un lazo, ¡así los delantales quedan bien sujetos protegiéndote de las manchas! Hay otros tipos de delantales, por ejemplo, unos que solo cubren la parte de las piernas, te los atas a la cintura, ¡y listos! Este modelo es habitual en restaurantes y bares, en los que se arriba se ponen una camisa o camiseta con el nombre del restaurante.

Respecto a diseños, colores y estampados, ¡los hay de muchas formas! Los más clásicos son probablemente los delantales bordados con puntilla y punto de cruz, ¡seguro que has visto alguno de estos a tu abuela! O tal vez prefieras delantales con líneas rectas y simples, de color negro, por ejemplo. Los delantales son uno de los accesorios que necesitas en la cocina, ¡compra uno a buen precio!

Si te crees que los delantales son solo para mujeres, ¡estás equivocado! Eso es cosa del pasado, hoy en día hay delantales para todos: mujeres, hombres, ¡incluso para los más pequeños! A los hombres a veces les gusta sentirse los reyes de la cocina, sobre todo cuando se trata de barbacoas, ¡les encantan! Así que también hay delantales de talla adecuada para ellos. Seguro que con un delantal, los hombres sentirán que tienen todo bajo control mientras cocinan. Seguro que más de una vez te has puesto a cocinar y tu hijo o hija te ha querido ayudar, ¡pues también hay delantales para ellos! Con estampados y dibujos infantiles, creerán que la comida ha sido preparada solo por ellos, ¡estarán súper felices de ayudarte cocinando!

Crea tus propios delantales

Si eres creativa y te gusta crear tus propios vestidos, ¿por qué no crear también tus delantales? Es súper sencillo, y así podrás crear uno que sea completamente de tu gusto. Un consejo, métete en Internet y busca información, podrás encontrar mucha ayuda y pasos a seguir para coser tus propios delantales. Una forma fácil, ¡y sin duda la más original!

Si no te atreves a coser tus propios delantales, ¡no te preocupes! Puedes encontrar muchos tipos, ¡hay mucha variedad!, así que seguro que encuentras uno que te convence y sobre todo, y lo más importante, mantiene tu ropa como recién salida de la lavadora. Otra opción: puedes comprarte delantales lisos, de color blanco y de formas simples, y poner unos mensajes personalizados o incluso imprimir en ellos las fotografías de tus últimas vacaciones en la playa.

Los delantales son útiles y además te harán sentir que eres un cocinero de primera. No te lo pienses, ¡y hazte con el tuyo! ¡Qué aproveche!

Próximas campañas