boda en el campo banner

Si te encanta el estilo de boda campestre, tenemos las claves para que montes la ceremonia y banquete ideales para los amantes de la naturaleza. Organizar una boda en el campo puede ser sencillo si tocas las teclas adecuadas. Disfrutaréis de un día B en un entorno tranquilo, fresco y especial, con un telón de fondo de lujo. Las bodas campestres sencillas son tendencia.

¿Cómo organizar una boda en el campo?

Bohemia, vintage, eco-friendly… una boda en el campo puede ser esto y mucho más. Toma nota de sus claves.

Lugar y fecha de la ceremonia

  1. Elegir el lugar, la primera clave: el entorno escogido tendrá un gran peso en vuestra boda en el campo. Aseguraos si necesitáis algún permiso especial, acudiendo al ayuntamiento de la localidad donde se celebre el evento. Eso si tenéis el lugar claro y es público. Si no, podéis pedir consejo a un equipo de wedding planner, que os dará un lista de posibles opciones para bodas campestres sencillas. Solo tendréis que visitar los enclaves propuestos y decidiros por uno. Ellos harán el resto, con vuestra supervisión.
  2. Al escoger el lugar, es importante que no esté muy lejos o tenga un acceso complicado.
  3. Si queréis ahorraros trabajo, elegid una finca o masía rural preparada para este tipo de eventos. Ellos se encargarán de todo.
  4. Pensad que en las bodas al aire libre hay que tener una carpa o interior a mano, por si llueve. Existen carpas para todo tipo de capacidades y decoradas con techos de guirnaldas luminosas y laterales con cortinas vaporosas, muy chics.
  5. Se llevan las bodas campestres de un fin de semana. En este caso, el sitio elegido debe contar con habitaciones suficientes para los invitados, servicio de restaurante o catering y zona de celebraciones exterior.
  6. Las estaciones perfectas para una boda en el campo son primavera y otoño. En estas épocas del año, los bosques brillan más, la naturaleza está más viva que nunca, ofreciendo unos colores fascinantes.

Estilo de decoración para una boda en el campo

Realmente, si el enclave es bucólico y espectacular, necesitarás poca decoración de boda. Solo algunos toques que lo personalicen.

Una vez determinado el lugar, queda pensar en el estilo de la celebración. Podéis crear una boda ibicenca en el campo, con todos vestidos de blanco, flores silvestres y en tonos azules que recuerden al mar. O bien optar por un estilo rústico o country, con balas de heno como bancos de ceremonia y asientos para invitados (pon encima plaids en blanco o estampados de pequeñas flores liberty). Señalizar el camino al altar con farolillos y una decoración a base de frutas y flores, en cestas de fibras vegetales, completará el ambiente rural que se persigue. Más adelante os contamos cómo decorar una boda campestre en detalle.

Haz que los árboles sean protagonistas, envolviendo sus troncos con guirnaldas luminosas, si la celebración es de noche, o con hilos con fotos de vuestra historia de amor, si es de día.

Invitaciones de boda

La cartelería nupcial también debe ir acorde con el entorno. Empezando por las invitaciones de boda, que deben representar fielmente el estilo del evento. Serán el mejor avance, la carta de presentación de vuestra boda en el campo. Lo más aconsejable es que hagáis una lista de invitados reducida. De 15 a 60 personas. ¡Nada de compromisos! No os olvidéis en el save de date un mapa indicador que permita a los asistentes llegar sin problemas. El seating plan, las minutas y, por supuesto, los carteles señalizadores también deberán ser fieles al estilo campestre.

Otros detalles clave

El dresscode debe ser relajado, con looks sencillos, con tejidos más livianos como el lino, peinados informales, como semi recogidos, y zapatos cómodos, como cuñas de esparto.

El menú ideal para una boda en el campo. Escoged platos elaborados con productos ecológicos, de temporada y de proximidad. Apostad por un menaje ecofriendly y se imponen los bufets y los food trucks.

La música en directo será un plus para el ambiente. Un grupo folk, por ejemplo, encajará a la perfección.

 Boda campestre temática. Si al leit motiv del campo quieres añadirle un ingrediente más, recrea un escenario respondiendo a una temática concreta. Los paisajes de Ibiza, una feria ambulante, un parque de atracciones… Activad vuestra imaginación para que se hable de vuestra boda durante años.

Descubre más ideas de decoración en nuestra web. Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Cómo decorar una boda campestre

Con estas ideas, la decoración de tu boda sencilla en el campo será mágica:

  • Construye una arco DIY para vuestro altar, con ramas naturales y guirnaldas de flores trepadoras.
  • Para los arreglos florales y el ramo de la novia, crea composiciones silvestres, de flor pequeña y frutos del bosque.
  • Lo mejor para potenciar el toque campestre, nada como colocar una bici vintage, de esas con cestita de mimbre en la parte delantera llena de flores.
  • Para las invitaciones, mejor usar papel reciclado y añade un ramillete de flores aromáticas para que huelan de maravilla.
  • Para el banquete, coloca una mesa de madera al natural, larga y estrecha, con sillas de mimbre. Manteles de lino y menaje sostenible, con centro de mesa de flores silvestres, serán el colofón perfecto.
  • Otros detalles imprescindibles: cestas, farolillos, guirnaldas de luces led, cojines en el suelo, alfombras de yute… no pueden faltar en bodas campestres sencillas.
  • Pon marca mesas realizados con troncos. Si la boda es en otoño, recurre a una decoración cálida, con calabazas y elementos típicos de esta estación.
  • Unas banderolas realizadas con telas de diversos estampados, colgando del lugar del baile, pondrán la nota chic y festiva.
  • Ubicad el candy bar sobre una carretilla vintage.
  • En vez de arroz, tras la ceremonia que os tiren pétalos de flores. Colócalas en cestas de mimbre a repartir entre los asistentes.
  • Los detalles para los invitados también pueden llevar al campo, con velas realizadas con aceites esenciales de flores aromáticas, sobres de semillas, pequeñas plantas, etc.

Las bodas tradicionales van perdiendo terreno frente a las bodas al aire libre. Será por la influencia de series como los Bridgerton o la estética cottage, por la sostenibilidad y la naturaleza, pero las parejas cada vez más demandan este tipo de enlaces con extra de encanto.