Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Estilos de decoración

Los muebles no son las únicas piezas que marcan la pauta decorativa de una casa. Los detalles y complementos también tienen mucho que decir. De hecho, muchas veces, de ellos depende que un espacio adquiera uno u otro estilo decorativo.

Hoy nos embarcamos en un viaje a través de nuestros estilos de decoración favoritos, guiados por los expertos de Westwing para descubrir los detalles que conseguirán que nuestra casa tenga el look con el que soñamos. ¿Te vienes con nosotros?

Primera parada: los estilos de decoración más románticos

  • Rústico: ¿A quién no le hacen sentir bien los espacios cálidos y acogedores de una casa de campo? Los tonos naturales y los estampados “nostálgicos” crean ambientes con mucho encanto. ¿El consejo de nuestros expertos? Seguir un patrón decorativo que siempre se mueva entre piezas de madera, algodón, rafia y lino; tejidos a cuadros tipo vichy o con estampados florales tradicionales, y accesorios de cerámica.
  • Vintage: delicados tonos pastel como el rosa, el azul claro o el amarillo suave. Tesoros encontrados en mercadillos y desembalajes, herencias familiares… Todo junto crea este estilo de decoración tan nostálgico y encantador.
  • Shabby Chic: este estilo decorativo tiene mucho de vintage pero también una innegable vocación por parecer más sensual y femenino. Muebles decapados, pintados a la tiza, y mezclados con piezas modernas, de diseño, son la base decorativa de este look.
  • Mediterráneo: ambientes relajados en los que el blanco, el azul y toques de coral son los protagonistas. La luz no debe faltar aquí. Y la decoración tiene un cierto aire hippy, informal pero acogedor, que nos regala la sensación de estar en perpetuas vacaciones.

Segunda parada: los estilos de decoración más cool

  • Estilo escandinavo: espacios luminosos donde el blanco domina incluso en el suelo y se combina con negro, gris y el color de la madera natural. Los materiales naturales son un must de este estilo y, en los tejidos, los estampados geométricos triunfan.
  • Casual Living: moderno, sencillo y discreto. Sus colores, claros y luminosos, crean espacios atemporales, en los que cualquier pieza destaca y se hace la protagonista. Sofás blancos combinados con grises claros, muebles de líneas rectas, etc.
  • Japandi: elegante y minimalista, consigue crear espacios relajantes y acogedores. Todos los muebles son funcionales, buscan el orden y huyen del exceso de detalles decorativos.
  • Bauhaus: se caracteriza por muebles de líneas rectas, simples, muy funcionales. Vidrio, metal y toques de cuero. Nada debe llenar el ambiente. Las casas han de respirar. El menos es más es el leif motiv de este estilo.

Tercera parada: los estilos de decoración más exóticos

  • Animal Print: la decoración de África nunca había estado tan de moda. No es de extrañar, ya que los intensos tonos tierra, los materiales naturales y las piezas con estampado animal print crean una combinación muy atrevida y personal. Si además has viajado por este continente, añade tus recuerdos a la decoración. Tendrás una casa única.
  • Decoración india: ¿eres un fan de los países exóticos y te gusta viajar? ¡Entonces la decoración india es lo tuyo! Tallas de filigrana, estampados con patrones muy trabajados y materiales exóticos como el bambú o la madera de mango hacen que el encanto del lejano Oriente viaje hasta tu casa.

En la maleta: 4 imprescindibles para todos los estilos de decoración

Por muy distintos que sean, hay piezas que todos los estilos de decoración agradecen. Son los imprescindibles. Aquellos muebles y complementos que, gastando muy poco, aportan estilo y son fácilmente cambiables cuando te cansas de ellos o bien te apetece aventurarte en otro de nuestros estilos de decoración favoritos.

  1. Espejos: son mágicos. A parte de hacer que el ambiente parezca más grande y luminoso, reflejan todas las piezas que te gustan y te ayudan a arreglarte. Un simple espejo con un marco en tonos neutros o metálico encajará en cualquier estilo decorativo.
  2. Cojines: ¡tan pequeños como son y tanto cambio que generan! Y es que, por ejemplo, los cojines de un sofá, dependiendo del color, la tela o el estampado que tengan, pueden cambiar el estilo de todo un salón. Además, son piezas muy agradecidas, porque, en un plis, puedes cambiar sus fundas y conseguir que tu salón cambie de look en tantos estilos de decoración como desees. ¡Consejo! Si quieres ganar riqueza visual, combina diferentes materiales y texturas.
  3. Libros de mesa de centro: también se pueden integrar fácilmente en cualquiera de los estilos de decoración que hemos visto. Encuentra libros con temas y fotografías que te interesen personalmente y colócalos en la mesa junto a tus detalles decorativos favoritos.
  4. Fotos personales: convierten un piso en TU piso, es decir, le dan personalidad, y además, lo hacen más cálido y acogedor. Elige el marco adecuado y darás emoción a tu estilo de decoración.

Y hasta aquí nuestro viaje. Hemos recorrido nuestros estilos de decoración favoritos para saber cuál de ellos querríamos ver en casa ya. ¿Has elegido ya el tuyo? Pues sigue navegando por Westwing: encontrarás todo lo que estás buscando. ¡Que disfrutes redecorando tu vida!